La Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, Compañera Rosario Murillo, aseguró que lo que Nicaragua necesita en estos Nuevos Tiempos es mucha unidad y conciencia de las cualidades que han ido alcanzando las familias.

En comunicación con el pueblo, a través de los medios del Poder Ciudadano, Rosario indicó que hay que seguir avanzando juntos en Trabajo, Paz, Amor y Vida.

“Esto es lo que necesitamos en Nicaragua, mucha unidad, mucha conciencia de unidad, mucha conciencia de las cualidades que hemos ido alcanzando las familias nicaragüenses en general: buen juicio, buen corazón, buena fe, buena esperanza, Bien Común”, expresó.

La Compañera indicó que los nicaragüenses, con la experiencia y la capacidad del Comandante Daniel, le damos gracias a Dios cada día por ir fomentando esas cualidades.

Rosario manifestó que el Gobierno considera el bienestar y las demandas de las familias en los diferentes municipios del país, de tal forma que trata de atenderlas en tiempo y forma, aún con los limitados recursos disponibles.

Recordó que las distintas investigaciones confirman cómo va avanzando Nicaragua contra la pobreza. Al respecto, reiteró que el Gobierno reconoce “que lo pendiente es mucho todavía" y que por tanto "no estamos libres de pobreza”.

“Pero también sabemos que esos números de las investigaciones y las indagaciones que se hacen permanentemente reflejan una valoración, reflejan que vamos bien, reflejan que tenemos que seguir avanzando en el buen rumbo que ya tenemos, que tenemos que seguir uniéndonos las familias nicaragüenses propiciando trabajo, cariño, paz y vida”, aseguró.

Unidad es clave

La Compañera subrayó que la unidad es la clave para el Bien Común.

“Para tener tranquilidad, seguridad, prosperidad la unidad es clave”, dijo.

Indicó que ya se están haciendo los preparativos para las Purísimas y por lo tanto hay que agradecerle a la Virgen María su protección y pedirle “que nos mantenga unidos, que nos mantenga en buen corazón, en buena esperanza, con buen juicio, muy serenos, muy maduros, muy equilibrados, con mucho sentido del balance, sabiendo encontrar en todas las realidades todos los aspectos, todas las facetas, porque la realidad tiene caras o facetas múltiples y hay que saberlas leer, saberlas entender”, expresó.

Rosario llamó además a no alejarse de la cualidad esencial que es la solidaridad y el compromiso con los que sufren, es decir, “la opción preferencial por los pobres”.

“Trabajar bien, trabajar mejor, significa tomar en cuenta cómo sentimos, cómo pensamos, cómo vivimos, cómo queremos vivir en cada momento en cada comunidad de nuestra Nicaragua, y trabajar en sintonía con esa aspiración, con perspectiva, con esa emoción que cada uno tiene sobre la vida, sobre su vida, sobre la vida de la comunidad, conectar con ella, y sobre todo trabajar para que cada vez haya más protagonismo entre las familias y las comunidades de Nicaragua”, enfatizó.