Una persona murió hoy y otras tres resultaron heridas en un tiroteo en el campus de la Universidad del Norte de Arizona y, según las autoridades locales, el sospechoso de abrir fuego está detenido.

El tiroteo se produjo en un espacio dedicado a estacionamiento al aire libre existente frente de un edificio de dormitorios para los estudiantes de esa universidad, situada en la localidad de Flagstaff, según el centro educativo.

El sospechoso fue identificado como Steven Jones, de 18 años, quien abrió fuego tras una "confrontación" entre dos grupos de estudiantes poco antes de la 1.20 de la madrugada según informó el jefe de policía de la universidad, G.T. Fowler, en una conferencia de prensa.

Las víctimas recibieron "múltiples disparos", según Fowler, que precisó que todos los afectados eran hombres jóvenes pero no especificó el estado de los heridos, que fueron trasladados al Centro Médico de Flagstaff.

Jones no se resistió ni trató de escapar cuando la Policía acudió a arrestarlo, y está cooperando con los agentes, agregó Fowler.

El jefe de Policía recordó que la política de la universidad "prohíbe a los estudiantes o a cualquiera portar armas en el campus", y que la ley de Arizona permite tener una pistola en el automóvil, pero no llevarla por el centro universitario.

La Policía de la universidad está cooperando con los agentes de la localidad de Flagstaff en la investigación, pero todavía no han examinado el lugar de los hechos porque están esperando "a que salga el sol", según Fowler.

En su página de Facebook, la universidad informó que el campus de la universidad permanecerá abierto a pesar del suceso y las clases se impartirán hoy como estaba previsto.