El Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep) y movimientos sindicales nacionales, expresaron este jueves su total rechazo y condena a los actos vandálicos y de violencia generados por grupos sociales minoritarios en la Mina El Limón y Chichigalpa, atentando contra la paz, estabilidad, inversión y la imagen-país.

A través de un comunicado denominado ‘Sí al diálogo y no a la violencia’, el Presidente del Cosep, José Adán Aguerri, explicó que estos actos se tratan de una campaña mediática irresponsable, que busca romper con la cohesión social, promoviendo el conflicto y el odio.

En este sentido, Aguerri, destacó que desde el 2009, el Cosep viene de forma estructurada impulsando un esquema de comunicación y diálogo con el Gobierno del Presidente Daniel Ortega, mismo que ha resultado exitoso.

“Este esquema nos permitió superar la peor crisis financiera de la humanidad; y nos está permitiendo mantener las mejores tendencias económicas en la región, como lo han reflejado el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Mundial (BM) y la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL)”, subrayó.

Manifestó que este mismo modelo “no ha sido asimilado por algunos actores políticos y medios de comunicación, quienes con fines particulares descalifican y atacan, promoviendo la confrontación social y queriendo nuevamente dejar como rehén de la confrontación al desarrollo económico y social del país".

Enérgicamente, Aguerri, expresó su rechazo y condena “al vandalismo, ataque a la propiedad privada y pública, el impedimento al derecho al trabajo y el irrespeto a las leyes”.

“No podemos permitir lo que pretenden que es destruir económicamente al país, que volvamos al pasado, a la inseguridad, a los falsos nacionalismos que solo pobreza, destrucción y división nos han dejado”, reiteró.

Condena actos vandálicos en Chichigalpa

El Presidente del Cosep, también se refirió sobre los actos de violencia generados por un grupo de presuntos ex cañeros, que atacaron instituciones públicas, negocios y miembros de la Policía Nacional.

Sobre estos hechos, Aguerri destacó un pronunciamiento emitido por la Asociación Chichigalpa por la Vida (Asochivida), la cual representa a más de 2 mil 400 miembros, entre enfermos con Insuficiencia Renal Crónica, y viudas o beneficiaros de los ya fallecidos.

“Esta asociación también hace su rechazo a todo tipo de violencia, que solo traen consecuencias negativas. La gran mayoría de personas que tienen esta enfermedad, rechazan y desvinculan cualquier participación en relación a lo que sucedió en Chichigalpa”, sostuvo.

En relación a los hechos en la Mina El Limón, el Gerente País de la empresa B2Gold, Pablo Venturo, informó que en este momento la empresa Tritón Minera, subsidiaria de B2GOLD, continúa paralizada por una decisión arbitraria, y por una acción violenta, generada por una minoría de trabajadores de la empresa.

“Desde el 28 de septiembre, desacatando totalmente lo actuado por el Ministerio del Trabajo, este grupo pequeño de trabajadores, inició un bloqueo ilegal y arbitrario, impidiendo a la gran mayoría de trabajadores a ejercer su derecho a la libre circulación y el derecho a ingresar a su centro de trabajo”, explicó.

Sostuvo que el proceso de cancelación de contratos laborales de tres trabajadores, fue un proceso que está enmarcado legalmente, y se inició en julio, y que aún no ha concluido.

Pérdidas de B2Gold ascienden a los US$ 4 millones

Sobre las paralizaciones laborales, puntualizó que hasta la fecha se reportan pérdidas de ingresos a los más de 800 trabajadores, estimadas en 400 mil dólares; y para la empresa, las pérdidas superan los más de 4 millones de dólares.

El sindicalista de la CST-José Benito Escobar, compañero Miguel Ruiz, manifestó que, sólo a partir del diálogo hemos tenido estabilidad en el país, y se ha venido generando desarrollo, e inversiones importantes.

“Estamos haciendo un llamado a la estabilidad, y buscar un método civilizado para generar seguridad para los inversionistas, y respeto a los derechos laborales de los trabajadores. Los empresarios de B2GOLD nos han expresado que están dispuestos a cumplir el convenio colectivo y a apegarse a la ley, como lo establece el Código del Trabajo”, aseguró.

De igual forma, el Secretario General de la Confederación de Unificación Sindical (CUS), José Espinoza, hizo un llamado a los compañeros del sindicato “Pedro Roque”, para que aprovechen la oportunidad que se brinda de un diálogo constructivo, para solucionar el problema.

El Presidente de la Cámara de Minas, Sergio Ríos, puntualizó que la minería es el tercer rubro de exportación; aporta más de 300 millones de dólares al año a este país; genera más de 6 mil empleos directos, y más de 30 mil indirectos.

“La minería tiene el mayor crecimiento en los últimos años en el INSS. El salario promedio de todas las operaciones mineras es de 18 mil córdobas; su aporte al PIB es igual al aporte del café”, detalló.

Ríos planteó que la Mina El Limón es responsable del 22% de las exportaciones de oro de este país; con más de 60 mil onzas anuales. De Mina Limón dependen más de 12 mil personas de 11 comunidades de alrededor.

Al sostener un encuentro con autoridades del Cosep, para abordar los hechos en la Mina el Limón, Río también lamentó la muerte de un policía, “quien falleciera durante se encontraba defendiendo el derecho al trabajo y la tranquilidad en esta localidad”.

A continuación, el pronunciamiento íntegro del COSEP.

SI AL DIALOGO, NO A LA VIOLENCIA

El Consejo Superior de la Empresa Privada (COSEP), ante los recientes hechos delictivos en contra de empresas del sector privado, instituciones públicas y personas naturales, que afectan la inversión, el empleo, la imagen país, y ante la campaña mediática irresponsable que busca romper la cohesión social a través de promover nuevamente el conflicto y el odio de clases en nuestro país, exponemos ante la nación nuestra posición gremial al respecto:

1. Desde el 2009 venimos en forma estructurada impulsando un esquema de comunicación y diálogo con el gobierno que permita la implementación de políticas públicas que fortalezcan la institucionalidad democrática y el desarrollo económico y social del país. Este esquema nos permitió superar la peor crisis financiera de la humanidad sin mayor conmoción económica ni social. Y nos está permitiendo mantener las mejores tendencias económicas en la región que favorecen el crecimiento sostenible, la generación de empleos y la reducción de la pobreza como lo han reflejado las recientes evaluaciones hechas por el Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial y la Comisión Económica para América Latina.

2. Este modelo que ha permitido presentar resultados tanto en lo económico como en lo social no ha sido asimilado por algunos actores políticos y algunos medios de comunicación, quienes con fines particulares lo descalifican y atacan, promoviendo nuevamente la confrontación social y queriendo nuevamente dejar como rehén de la confrontación al desarrollo económico y social del país.

3. Apostar a la confrontación y no al diálogo genera acciones como las que lamentablemente hemos visto en Mina el Limón y Chichigalpa. Condenamos la violencia, el vandalismo, el ataque a la propiedad privada y pública, el impedimento al derecho al trabajo, el irrespeto a las leyes. No podemos permitir lo que pretenden que es destruir económicamente al país, que volvamos al pasado, a la inseguridad, a los falsos nacionalismos que solo pobreza, destrucción y división nos han dejado.

4. Nuestro compromiso gremial empresarial ha sido y será, trabajar por una Nicaragua mejor y no retroceder ni un ápice al pasado, porque estamos convencidos de que este país ya no aguanta más confrontación ni violencia, y que como sociedad no resistiríamos otro conflicto político que fracture irreversiblemente a nuestra nación. Por ello, rechazamos y condenamos toda estrategia perversa que conduzca a generar violencia y caos, que debilite la seguridad ciudadana y que destruya la riqueza que se genera con la inversión y el trabajo.

5. En Cosep seguiremos impulsando y buscando el modelo del diálogo y el consenso, en Cosep seguiremos recurriendo al camino del respeto a las leyes, en Cosep seguiremos promoviendo y protegiendo la inversión nacional y extranjera y diciéndole no al chantaje y a la violencia, y para ello seguiremos trabajando en la profundización de la comunicación entre empleadores, trabajadores y gobierno para construir una Nicaragua más próspera y democrática.

Managua, ocho de octubre del año dos mil quince.