El Presidente de la Cámara de la Construcción, Rodrigo Pereira, señaló que este sector tendrá un año mucho mejor al que están logrando en este 2015, al cual califica de extraordinario por los diversos proyectos de infraestructura que se desarrollaron tanto por el sector privado como el público.

Desde sus oficinas en la empresa Nap Ingenieros, Pereira comentó que este año esperan cerrar con cifras de crecimiento que superen el 12% y que el 2016 se vislumbra con mayores perspectivas por el inicio de construcción de los hospitales en León y Chinandega, así como obras desarrolladas con inversión privada.

“Este es el comienzo de un año histórico en Nicaragua, efectivamente en el 2015 se dio mucha inversión privada, proyectos que aún no han concluido (…) y en los proyectos de inversión pública iniciamos a ver el mayor movimiento ya en el segundo semestre”, comentó Pereira, al asegurar que en muchos proyectos ya están firmados sus respectivos contratos.

“Lo que queda del 2015 y me atrevo a decir que el año 2016, van a ser años muy buenos para Nicaragua en el tema del sector construcción, tanto en infraestructura de la inversión pública, como en la inversión privada”, agregó.

En el sector público, las instituciones que están punteando en la inversión, se encuentran el MTI, el Nuevo Fise, ENACAL, Ministerio de Salud, que promueven proyectos de carretera, agua y saneamiento y centros de salud y/o hospitales. Informó que los proyectos de carretera en Bluefields y El Rama ya han iniciado. Destacó que ENACAL va invertir un poco más de 680 millones de dólares en diversos proyectos ubicados en muchos municipios.

Aplauden construcción de nuevos obras de infraestructura vial

También Pereira ve con buenas perspectivas los anuncios relacionados a la construcción de más calles para el pueblo y alrededor de ocho pasos a desnivel, así como más puentes.

“Todo lo que es inversión de infraestructura nos va a ayudar al sector construcción, pero más que a empresas constructoras y a las cámaras nicaragüenses, creo que es a la población en general. Managua está creciendo cada días más, cada día tenemos más tráfico, la población de Managua está creciendo, aparte de la gente que se nos está viniendo de las zonas rurales, creo que es muy importante el desarrollo de estos pasos a desnivel, lo vemos con buenos ojos y el sector construcción está casualmente para apoyar este tipo de proyectos, estamos a la orden”.

Desde la empresa privada se está promoviendo la Ley de Asociación Público-Privada que están consensuando con el Ejecutivo, con la idea de que un inversionista privado financie los proyectos y una vez concluidos, será la municipalidad o el propio gobierno quien vaya pagándolos a mediano o largo plazo.

“Esta ley lo que va a dinamizar, primero, es la infraestructura en el país. Recordemos que la mayor parte de la infraestructura es a través de la banca multilateral, llámese Banco Mundial, BCIE, BID, todos los organismos que apoyan con financiamiento a Nicaragua, pero una vez que se vea esa ley, como esos montos de esos préstamos ya están concesionados o establecidos en un monto X, la empresa privada pueda aportar a través de financiamientos para estas obras, como se hace en todos los países de la región”, dijo.

Un país seguro y con reglas claras

Pereira mencionó que Nicaragua es un país en vías de desarrollo, por tanto reconoció que hace falta mucho por construir, por lo que muchos empresarios internacionales ven a nuestra nación como un lugar para hacer negocios, un lugar donde se debe invertir y estos son atraídos por las reglas claras que existen en materia jurídica y seguridad ciudadana.

“Los que están invirtiendo ven una necesidad y un negocio invertir en Nicaragua definitivamente, a su vez sumado con la seguridad del país (…) y es una realidad la alianza entre el gobierno, sector privado y los trabajadores, más el caso del sector construcción que tenemos una excelente alianza y una buena relación con nuestros sindicatos, por tanto eso suma de que haya credibilidad de los inversionistas e igual con toda la inversión pública que se está haciendo”.

Pereira valida los resultados de la reciente encuesta de reducción de la pobreza presentada por el INIDE, reconociendo que los programas sociales han tenido un gran impacto en la lucha contra la pobreza, a la vez que destacó el papel del sector construcción en este sentido.

Listos para sumarse al Gran Canal

En el sector construcción trabajan más de 130 mil obreros, en su gran mayoría están siendo certificados para estar listos para los grandes proyectos que se ejecutan y principalmente para el Gran Canal Interoceánico.

Pereira manifestó que este sector tiene muchas expectativas por participar en las obras principales y en los diversos subproyectos del Gran Canal.

Indicó que los socios de la Cámara de la Construcción están muy complacidos con la presentación de los Estudios de Impacto Ambiental y Social (EIAS), por lo que considera que el Canal vendrá a ayudar a mitigar los efectos de la deforestación.

“Estamos seguros que el Canal va a ser una inversión y un proyecto que va ayudar muchísimo al desarrollo del país, al crecimiento del país, por tanto vemos con buenos ojos y tenemos muchas expectativas”, puntualizó Pereira.