Treinta dos niños estudiantes del Colegio "Camilo Zapata", en compañía de los muchachos de la Promotoría Solidaria, depositaron una ofrenda floral en el monumento al guerrillero Ernesto “Che” Guevara, en saludo al 48 aniversario de su tránsito a la inmortalidad.

El monumento está ubicado en el CIPRES y al llegar los niños y la juventud expresaron su admiración por este héroe latinoamericano.

“Los niños vienen entregados con corazón, con alma, entusiasmados con nuestra historia”, dijo el promotor William Huerta, recordando que el “Che” es un símbolo a seguir para las nuevas generaciones.

Admirable fue ver a los pequeños caminar respetuosos ante el monumento y hablar con verdadera soltura de algunos pasajes de la vida del “Che” y cómo ellos piensan emular su legado a través del estudio.

“Él fue un hombre que luchó por la libertad de los países, él fue un hombre que le gustaba estudiar, que no le gustaba que maltrataran a los viejitos, a los niños”, manifestó Herson García.

La niña Dayana Gabriela Garmendia dijo que el mejor homenaje a Guevara “es seguir sus pasos”.

“Tenemos que estudiar para ser alguien en la vida”, expresó Garmendia.