De acuerdo con la Vicealcaldesa Rueda, además de ser atendidas las familias de Villa Dignidad, también gozarán de los servicios en salud a unas 12 mil ó 15 mil personas de las comunidades de la Montañita, La Maravilla y Sabana Grande Norte, como parte de la restitución de derecho a la salud de los vecinos de los barrios mencionados.

“Los pobladores pedían tener un lugar donde atenderse, sobre todo para las personas de la tercera edad con enfermedades crónicas, a los niños menores de cinco años y darle seguimiento las mujeres embarazadas de la zona”, explicó la vice edil.

El puesto de salud inaugurado lleva el nombre del Comandante de la Revolución, Tomás Borge Martínez, explicó la Vicealcaldesa.

Entre tanto la doctora Glinis Contreras, directora del Centro de Salud Roger Osorio, destacó que se trajo hasta la comunidad el puesto médico Tomás Borge, en el cual atenderán a las familias, dos médicos y dos enfermeras.

Los servicios a dar serán de consulta médica en general, atención de la embarazada, atención del adulto mayor, papanicolao, actividades de promoción y prevención, atención a los jóvenes con los clubes de adolecentes y atención epidemiológica para el control del dengue y la malaria, explicó la galena.

Clubes para educación continua a embarazadas

Además señaló que habrán clubes para la educación continua de las embarazadas y la atención será de ocho de la mañana a cuatro de la tarde, además, dependiendo de le necesidad de la comunidad, el personal saldrá al terreno a hacer visitas a discapacitados, a pacientes que no pueden movilizarse y a miembros del programa amor.

Una de las habitantes de Villa Dignidad, Zenelia Calero expresó que el  hecho de que el gobierno sandinista haya instalado un puesto de salud en el lugar es de mucha importancia dado que beneficiará a centenares de personas de la nueva urbanización, las que ya no tendrán que viajar largo para atenderse de sus enfermedades.

Por su lado Sara Adilia Matey, otra de los vecinas del sector, manifestó que se sienten muy bien con la instalación del puesto de salud por parte del gobierno del Presidente Daniel Ortega y la compañera Rosario Murillo, ya que tener a los médicos mucho más cerca les ayuda a controlar más las enfermedades y a la vez les reduce los gastos.