La seguridad ciudadana continúa siendo una prioridad del Gobierno Sandinista, a través de las distintas direcciones de la Policía Nacional se da continuidad al Plan Nacional de Seguridad, mismo que se logra constatar a diario en las calles y avenidas de la capital, donde los oficiales regulan el tráfico, resguardan las paradas de buses y realizan patrullaje preventivo.

Uno de los sectores que cuentan con la presencia policial es el barrio René Cisneros, ubicado en el distrito I, específicamente en la parada de buses ubicada en las cercanías de la Rotonda El Periodista, donde a diario circulan una gran cantidad de unidades del transporte urbano colectivo, inter urbano y selectivo, lo cual genera la presencia de usuarios de dichos servicios.

“Como agentes de la Policía Nacional estamos brindando seguridad ciudadana y tranquilidad a todos los usuarios del transporte en la capital. A través de nuestro trabajo hemos logrado disminuir los robos en gran manera, a través del trabajo coordinado entre las diferentes estructuras de nuestra institución se ha desarticulado a todas aquellas personas que se dedican a practicar hurto en los autobuses” refirió Teniente ángel Ramírez, Distrito I.

A través de la Dirección de Tránsito, se logra regular el tráfico, evitando las aglomeraciones vehiculares en las bahías, así como los accidentes, acciones que son del agrado de los transportistas, quienes señalan que el trabajo policial es un gran respaldo para ellos.

“Está bien que la Policía regule la bajada y subida de los pasajeros a las unidades ya que así nos sentimos más seguros. Al haber presencia policial en las paradas de buses, nuestros usuarios se sienten más confiados sobre todo en horas de la noche que es cuando salen de sus trabajos, por nuestra parte siempre estamos acatando las recomendaciones de las autoridades” señaló Erick Vargas.

Así mismo, los pequeños comerciantes que se han ubicado en las paradas de buses, así como los usuarios del transporte, catalogan de positivo el accionar preventivo de la institución del orden, asegurando que los robos ya no son frecuentes y ven en los efectivos un respaldo y acompañamiento al momento de esperar las unidades.

“Es importante que la policía venga a las paradas de buses porque nos brindan más seguridad, ahora no vemos robos a como se veía antes, en mi caso tenía que irme temprano a mi casa porque sentía temor de quedarme hasta tarde, sin embargo ahora me voy más tarde, lo cual me permite vender más y obtener mejores ganancias” destacó Aida Lezama, comerciante.

“Es perfecto lo que hacen los efectivos, al permanecer en las paradas de buses se reducen los asaltos, antes era desesperante estar en la noche esperando los buses pues en cualquier momento nos podían robar, sin embargo ahora ya no tenemos esa preocupación y esperamos que estén constantes” finalizó Fátima Gaitán, usuaria del transporte.