El presidente del Banco Central de Nicaragua, compañero Ovidio Reyes, compartió con los representantes de los gobiernos locales del país, los resultados obtenidos en la Encuesta de Medición del Nivel de Vida 2014, que revela que entre el 2009 al 2014, la pobreza general se redujo en casi 13 puntos porcentuales, al pasar del 42.5% al 29.6%. También se redujo la pobreza extrema de 14.6 al 8.3%.

En el encuentro, Reyes explicó los objetivos perseguidos en esta encuesta, además de la metodología y los diversos resultados y/o hallazgos encontrados en la visita a unos 7,570 hogares de las regiones de Managua, Pacifico, Central y Caribe del país entre el 17 de septiembre al 4 de diciembre del 2014.

La encuesta fue desarrollada por el Instituto Nacional de Información de Desarrollo (INIDE), con el asesoramiento técnico y aval del Banco Mundial.

Destacó que estos resultados son parte de todo el trabajo y esfuerzo que ha venido realizando el Gobierno Sandinista con sus políticas sociales y económicas, con el objetivo de restituir los derechos y mejorar las condiciones de vida de los nicaragüenses. Igualmente subrayó el esfuerzo combinado de todos los sectores del país para alcanzar estos resultados.

Los hallazgos de la encuesta realizada por el INIDE, también destaca que la pobreza general en el área urbana pasó del 26.6% al 14.8%, mientras en la rural pasó del 63.3 al 50.1%. En el caso de la pobreza extrema, esta se redujo en el área urbana del 5.6% al 2.4%, mientras en el rural se colocó del 26.8% al 16.3%. A la par de la reducción, se logró incrementar el consumo per cápita en 33.8 % anual.

En términos generales el 70.4 % de la población se ubica como “no pobres”; el 29.6 % se ubica en “pobres generales”; y dentro del grupo de la pobreza general, un 8.3% vive pobreza extrema. En el área urbana el 85.2% de las familias se ubica en “No Pobres”, el 14.8% en “Pobres Generales” y dentro de este último grupo un 2.4% vive en pobreza extrema.

Modelo de alianza con gobiernos locales ayuda en gran medida

Para la compañera Guiomar Irías, presidenta ejecutiva del Instituto Nicaragüense de Fomento Municipal (INIFOM), estos resultados radican principalmente en el modelo de alianza que impulsa el gobierno con empresarios, trabajadores, campesinos, productores, pero particularmente con los gobiernos locales.

“Este es el resultado de un buen modelo de trabajo que ha sido impulsado y que ha implementado el comandante Daniel (Ortega) como presidente de nuestro país y que ha conducido de una manera muy certera todas nuestras acciones. Considero que el hecho de que se haya implementado el modelo de alianza entre el gobierno central y las municipalidades, nos ha permitido a nosotros en el marco de esta lucha contra la pobreza, poder por un lado definir acciones concretas que nos ha permitido cumplirlas, darles seguimiento y monitorearlas para que realmente se cumplan en el territorio”, valoró Irías.

Indicó que en el caso de los municipios, la prioridad ha sido mejorar la infraestructura vial para que los productores puedan mejorar sus rendimientos. Subrayó que en esta tarea de reducción de la pobreza en los municipios, ha sido fundamental el 10% del Presupuesto de la República, fondos que se transfieren a los gobiernos locales para que sean invertidos a las principales necesidades que ayuden a la reducción de la pobreza.

“La prioridad número uno que tenemos nosotros, son las calles y caminos, la viabilidad rural y viabilidad urbana es prioridad y ahí se destinan aproximadamente un 40% por ciento de las transferencias municipales y lógicamente tenemos gran avance en inversión social, hemos estado trabajando en casas maternas, Centros de Desarrollo Infantil, rehabilitación de parques y los puestos de salud, educación, es decir una gama de proyectos que van dirigidos precisamente en la lógica de la reducción de la pobreza”, dijo.

Una visión común

El alcalde de Matagalpa, compañero Sadrach Zeledón, considera que la clave fundamental para alcanzar esos números, ha sido particularmente tener un Buen Gobierno, un líder como el presidente Daniel Ortega, que ha concebido un modelo que ha permitido avanzar en ese proceso den transformación social del país.

“En este proyecto, el modelo de alianzas, el modelo de articulación, de gobierno nacional, el sector privado, los trabajadores, las familias (…) y en todos los ámbitos este trabajo común, con una visión común, es lo que viene permitiendo avanzar en esa reducción sensible de la pobreza y estamos plenamente convencidos de que vamos por buen camino y que hace falta por hacer mucho todavía, pero estos son los indicadores claros que nos dicen que este es el camino y por eso este proyecto tiene todo el respaldo de un pueblo, que respalda a un proyecto, que respalda a un gobierno y que respaldo a un liderazgo; en este caso el liderazgo de un presidente con experiencia, con capacidades y sabiduría de poder conducir a todo un país”.

El alcalde de San Carlos en Río San Juan, Johnny Gutiérrez, planteó que los buenos resultados del Buen Gobierno del Presidente Daniel, obedecen a que ha tenido la visión y la capacidad de impulsar programas sociales y económicos que han permitido mejorar los niveles de vida de las familias.

“Nosotros éramos un departamento que si no ha sido por el comandante Daniel, la visión y el compromiso de las familias no tuviéramos esa carretera Acoyapa-San Carlos que nos permite comercializar y operar la economía con menos gastos de operación, más de mil kilómetros de caminos de todo tiempo en el departamento, que permite a los [email protected] no solo invertir y movilizarse en mejores condiciones en temas de salud o educación, sino que nos permite comercializar de mejor manera nuestros productos”, dijo Gutiérrez.

Agregó que los proyectos turísticos impulsados en Río San Juan han permitido mejorar las condiciones económicas de los pequeños y medianos operadores turísticos y con ello redunda en beneficios para las familias, además del puente Santa Fe Amistad Japón-Nicaragua también están contribuyendo a la reducción de la pobreza.

“Estamos luchando y de la mano del comandante Daniel se ha avanzado mucho en términos porcentuales en la lucha contra la pobreza, seguimos siendo pobres y el desafío es invocarnos, convocarnos con el legado de esos jóvenes de Octubre Victorioso para seguir asumiendo el desafío con más responsabilidad y lograr momentos especiales para las futuras generaciones”, completó el edil.