Brigadistas de Salud visitaron la mañana de este miércoles más de 800 viviendas del Barrio Edgard Munguía (distrito I de Managua), para trasladar un mensaje de promoción de la salud y la vida, instándolas a erradicar los criaderos de mosquitos, limpiar los patios y eliminar charcas, y de esta manera prevenir enfermedades como el dengue y el chikungunya.

El éxito de esta campaña anti epidémica, ha sido el factor Unidad. Tanto la población, como los Gabinetes de la Familia, la Juventud, los Consejos Sandinistas de Desarrollo Humano, se sumaron para sensibilizar sobre las medidas que hay que tomar en cada hogar, y evitar la proliferación de enfermedades.

El compañero Rodolfo Landaverde, quien es miembro del Gabinete de la Familia de este barrio, indicó que poco a poco se ha logrado calar en la conciencia de las familias, logrando que no cierren sus puertas al momento que las brigadas del Minsa tienen que realizar tareas de abatización, fumigación y eliminación de vectores.

“Durante todo este tiempo que llevamos de la campaña, se ha hecho una sensibilización fuerte, y se ha trabajado con varios compañeros, en la zona doce del distrito I, que comprende los barrios: Reparto San Juan, Los Robles (Oeste), Edgard Munguía 1 y 2”, destacó.

Refirió que se ha mantenido esta lucha anti epidémica durante mucho tiempo, como una orientación expresa del Presidente Daniel Ortega y la compañera Rosario Murillo, logrando bajar el índice de enfermedades.

La doctora Karen Villagra, Directora del Centro de Salud Roberto Herrera, destacó que este modelo de diálogo y consensos con la población, ha sido clave para ir mermando los casos de dengue.

“Si nosotros disminuimos los criaderos, y disminuimos los focos, vamos a disminuir las enfermedades y casos sospechosos de chikungunya y dengue. Este trabajo se está realizando todos los días en los distritos de la capital, y no damos tregua a las epidemias”, refirió.

La pobladora Isolda González, sostuvo que solo unidos todos, Gobierno y Comunidad, se podrá lograr reducir aún más el índice de enfermedades, tomando en cuenta que la aplicación de las medidas de prevención, tienen que ser acatadas desde el hogar, como una Responsabilidad Compartida, donde todos aportamos.