La Primer Comisionada Aminta Granera, Jefa de Policía Nacional destacó luego de las honras fúnebres del Policía Kevin Esaú Carrasco, que el proceso investigativo en torno a la muerte del joven oficial se desarrolla de manera exhaustiva.

“Está trabajando un equipo técnico especializado, fue una situación de tumulto de un grupo vandálico, delincuencial y se trata de determinar responsabilidades individuales, por lo tanto se requiere de paciencia, no queremos cometer injusticias, por lo tanto estamos trabajando con todas las técnicas y especializaciones y a la mayor brevedad posible poder determinar las responsabilidades particulares y pasar a los responsables a los tribunales de justicia” señaló.

Granera señaló que hasta el momento se conoce de manera preliminar que Carrasco falleció de un infarto producto de los golpes que recibió durante el enfrentamiento registrado en el sector de la Mina El Limón, así mismo, la jefa policial afirmó que continuarán trabajando en función de la seguridad del pueblo, honrando la memoria de los oficiales caídos en el cumplimiento de su deber.

“Tenemos las fuerzas necesarias para controlar el lugar para que todos puedan estar en tranquilidad, reiteramos nuestro compromiso de garantizar que los trabajadores puedan seguir con sus labores” dijo.

“Lo que más nos duele y golpea es la pérdida de nuestro compañero, sentimos dolor pero el compromiso es mayor, porque su ejemplo nos enriquece y nos hace duplicar esfuerzos para brindarle al pueblo de Nicaragua un país en paz” añadió.

A la fecha la institución policial presenta una baja de 16 oficiales, quienes han fallecido en el cumplimiento del deber, sirviendo al pueblo y garantizando la seguridad de nuestro país.