Nicaragua llega con argumentos bastante fuertes a la Corte Internacional de Justicia de La Haya (CIJ) para demandar que se defina su plataforma continental más allá de las 200 millas náuticas en el Mar Caribe, afirma el experto en derecho internacional, doctor Mauricio Herdocia.

Nicaragua y Colombia iniciaron este lunes la segunda ronda de audiencias ante La Haya, donde se espera que el alto tribunal dé lugar a la demanda interpuesta por el gobierno nicaragüense en el año 2013.

Herdocia señala que a partir del fallo del 2012, Nicaragua ha sostenido que su plataforma se extiende más allá de las 200 millas, aunque Colombia objeta la jurisdicción de la Corte.

El gobierno colombiano argumenta su posición en que ya ha denunciado el Pacto de Bogotá y que por consiguiente no cabe la demanda. Sin embargo, el experto recuerda que el tratado establece que la renuncia surte efecto hasta un año después, lo cual quiere decir que Nicaragua demandó a Colombia en tiempo y forma tanto en el caso del incumplimiento al fallo del 2012, como en relación a la delimitación de la plataforma continental extendida.

“Ese argumento Nicaragua lo va a ganar muy fácilmente”, vaticina.

Colombia también arguye que en la sentencia del 2012 Nicaragua no logró probar la existencia de una plataforma continental mayor a la aprobada. Con esto, el país sudamericano se contradice, pues señala que el fallo del 2012 es inaplicable, advierte Herdocia.

En este aspecto, es necesario recordar que en 2012 Nicaragua había presentado a la Comisión de Límites sobre Plataforma Continental solamente un informe preliminar, lo cual es conocido por La Haya.

“Nicaragua, con coordenadas, ya presentó a la Comisión de Límites sobre Plataforma Continental toda la información desde el 2013 relacionada con los puntos geodésicamente marcados que constituyen el borde exterior de la plataforma continental y esos puntos muestran con claridad meridiana que hay un choque de las respectivas plataformas continentales de Colombia y la extendida de Nicaragua”, explica.

El jurista expresa que el Gobierno Nicaragüense deberá dejar claro ante el máximo organismo que los argumentos de Colombia no se ajustan con lo establecido en las leyes internacionales.

“Yo creo que Nicaragua tiene todas las oportunidades para salir adelante”, destaca.

El primer caso, donde se ventila el no cumplimiento de Colombia al fallo del 2012, el país lo tiene ganado de antemano. No obstante, en el tema de la extensión de la plataforma marítima extendida, Herdocia, expresa que este es mucho “más complejo” requiriendo mayores esfuerzo para imponer su criterio en un concepto establecido en la Convención de Naciones Unidas sobre Derecho del Mar.

“Es un área donde no existe realmente una jurisprudencia reiterada por parte de la Corte, entonces entramos en muchos campos a un camino realmente novedoso”, asegura.

Al respecto, el experto manifiesta que Colombia seguramente alegará que ella no es parte de la convención.

“Yo sí creo con toda certeza que la Convención de Naciones Unidas sobre Derecho del Mar, al establecer que una vez que se recibieran las recomendaciones de la Comisión de Límites sobre Plataforma Continental, el Estado podía proclamarla y esta iba a tener fuerza obligatoria y vinculante, estaba proclamando una norma de derecho internacional consuetudinario”, apunta Herdocia.