El Cardenal Leopoldo Brenes, se refirió esta mañana a la situación que están viviendo ciudadanos nicaragüenses y de otras nacionalidades en la comunidad de Mechapa, en el municipio de El Viejo, en Chinandega, donde hace algunos días el Gobierno Central permanece desarrollando una investigación, debido a las condiciones de hacinamiento en las que se encuentran un grupo de personas concentradas en una secta religiosa.

“La Policía Nacional debe actuar y castigar a quienes se aprovechan de la gente humilde, valiéndose de la ingenuidad de la población. Mosotros como iglesia estamos trabajando en función del bienestar y la fe de las familias, abogando por su salvación y bienestar. La salvación está en Cristo Jesús y no en el hombre, muchos viven de la fe y es ahí donde la justicia terrenal debe hacer su trabajo” refirió.