La Compañera Rosario Murillo, Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, informó que la ministra de la familia, autoridades de salud y de la Policía Nacional se movilizaron al departamento de Chinandega para atender una emergencia que se continúa investigando.

"La ministra de la Familia, Ministerio de Salud, la Policía Nacional, están atendiendo una emergencia que tuvimos en el departamento de Chinandega, donde como resultado de algunas prácticas que hasta el momento seguimos investigando, se vino concentrando una cantidad de familias, se vinieron concentrando en un punto donde supuestamente estaban siendo convocados por distintos representantes de grupos religiosos de otros países", explicó.

"La situación ahí amerita la atención de la Ministra de la Familia, porque hay más de 300 ó 312 doce niñas y niños, incluso recién nacidos, que estaban en condiciones muy difíciles. Se está investigando, estamos atendiendo esto desde anoche y vamos a seguir trabajando porque nuestro deber es resguardar la salud, la integridad de las familias, los niños y niñas, pero sobre todo estar pendientes de cualquier amenaza a esa integridad", concluyó Rosario.