Para el Procurador General de la República (PGR), Hernán Estrada, el mensaje del Presidente Daniel Ortega a la Organización de Naciones Unidas (ONU) recoge la esperanza de los pueblos que forman parte de ese organismo, colocando a Nicaragua como una potencia moral en el mundo.

Estrada expresa que la idea del mensaje es que ese sea un foro de paz, es decir, “para construir la sobrevivencia de la humanidad, que es lo que está en peligro realmente”.

El procurador nicaragüense es enfático al subrayar que esto rescata todo lo que en el mundo está en peligro como consecuencia de los abusos, las guerras y las posturas antidemocráticas que imperan en la ONU.

Al respecto recuerda que Las Naciones Unidas nacieron con el germen de hegemonizar a una sola potencia, de ahí el llamado que hace el líder sandinista a refundar el organismo y hacerlo más democrático.

“El mundo requiere hoy más que nunca que las Naciones Unidas sean naciones para convivir, naciones unidas para vivir en paz, y naciones unidas para reencontrarnos como países en los cuales tenemos compromisos para las futuras generaciones”, manifiesta.

Estrada lamenta que haya una potencia que amenace al mundo con destruirlo, no solo con su arsenal nuclear sino con sus altos niveles de industrialización y consumo.

Dice tener la esperanza de que las grandes potencias internacionales rescaten el mensaje de Nicaragua.

“Realmente es un mensaje que viene de un país en Centroamérica, de un país que no es una potencia miliar ni económica, pero sí una potencia moral y es una potencia que tiene como el mensaje principal lo que estamos haciendo en nuestro país, el mensaje de solidaridad, de paz, de amor, de convivencia, de cristiandad, de solidaridad. Eso es el mensaje, que ojalá sea rescatado por aquellos países que tienen las mayores responsabilidades para toda la humanidad”, afirmó Procurador General de la República.