Este viernes los pobladores de la comunidad El Ticomo se sumaron a la intensa jornada de lucha antiepidémica que desarrolla el Gobierno Sandinista, a través del Ministerio de Salud en contra del chikungunya y el dengue.

Era tanta la alegría de las familias por la presencia de los brigadistas de la salud, que los niños del Centro Escolar La Palmerita salieron de sus aulas y en cartulinas expresaban su agradecimiento al Presidente Daniel Ortega y a la compañera Rosario Murillo por promover jornadas de cuido e higiene en los hogares.

Esta actividad contempló fumigación, abatización y el ya conocido Plan Calache.

“Es un plan integral donde trabajamos en conjunto con los gabinetes de la familia, los Consejos Sandinista de Desarrollo Humano, la alcaldía y el Ministerio de Salud, hacemos acciones integrales en relación al dengue y chikungunya, por eso haremos fumigación, plan calache, sensibilización y hace cinco días hicimos la abatización para destruir criaderos”, dijo el doctor Alejandro Ortiz, del centro de salud Edgard Lang.

Manifestó que la población está colaborando y atendiendo las recomendaciones de los médicos de los diferentes centros de salud del Distrito III de Managua. La tarea planteada era visitar las 700 viviendas que se ubican en la comunidad El Ticomo, ubicado al sur de Managua.

“Los brigadistas no fallan, aquí todo está bien y necesitábamos que nos vinieran a fumigar y ahora están aquí y eso lo agradecemos mucho”, comentó doña Luisa Amanda Contreras, pobladora de esta comunidad.

Para la señora Janet Vázquez, las campañas de prevención son muy buenas, porque hay “muchas epidemias y enfermedades, eso es bueno que vengan a fumigar para que los niños no padezcan enfermedades”.