Fue el 2 de octubre de 1990 que la luz del Comandante de la Revolución Carlos Núñez Téllez comenzó a brillar con más fuerza, ese día inició desde La Habana, Cuba, su tránsito a la inmortalidad.

Nacido en el barrio Zaragoza, de la ciudad de León, Nicaragua, el 26 de julio de 1951, el Padre de la Constitución Política, como también se le conoce, heredó un legado de disciplina y abnegación que es ampliamente reconocido por todos los sectores sociales y políticos.

Colaboradores, diputados y trabajadores de la Asamblea Nacional recuerdan al Comandante Carlos Núñez como una persona cercana y admirable, cuya lucha se mantuvo constante desde la Asamblea Nacional, Poder del Estado que él presidió desde 1985.

Fraterno, sencillo y con capacidad de diálogo

La vicepresidenta de la Asamblea Nacional, diputada Iris Montenegro, recuerda que cuando ella conoció al Comandante Carlos Núñez, este era miembro del Consejo de Estado.

"En ese entonces yo era dirigente sindical de Fetsalud y tuvimos la oportunidad de ser convocados, participar y dar nuestras opiniones alrededor de lo que debía ser el tema de la salud, la gratuidad de los servicios de salud para la población, la medicina preventiva, el acceso a los servicios de salud a la parte rural, la parte urbana y también los derechos fundamentales de los trabajadores", rememora Montenegro.

"En esas condiciones yo tuve la oportunidad de conversar bastante con él. Él con mucha atención, con mucha conciencia escuchaba, preguntaba y había un diálogo, de manera que los participantes pudiéramos quedar sumamente satisfechos de que lo que estábamos expresando iba a ser tomado en cuenta", asegura la diputada.

Montenegro señala que el Comandante Carlos Núñez fue un compañero humilde, fraterno y sencillo, con gran capacidad de diálogo.

"Él es un ejemplo que todas las personas debemos retomar y aplicarlo en nuestra vida cotidiana, ya sea como funcionarios e independiente de la responsabilidad que tengamos", valoró la diputada Montenegro.

Hombre objetivo y tenaz

El diputado Nasser Silwany, recuerda que el Comandante Carlos Núñez fue un compañero que se mantuvo firme en sus principios y leal al pueblo desde el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN).

"Realmente fue un hombre muy disciplinado, fue ejemplo para toda la militancia del Frente y para todo el pueblo de Nicaragua", sostiene Silwany.

Este diputado considera que el legado más importante del Comandante Núñez es la Constitución Política de 1987, carta magna que se constituye en referente de la restitución de derechos políticos y sociales para las familias.

Además, el diputado asegura que Núñez siempre estuvo vinculado a todas las tareas partidarias en las comunidades. "Fue un hombre integral, un hombre de mucha capacidad, objetividad y tenacidad en las cosas que se les encomendaban por la Dirección Nacional", afirmó.

La Constitución del Pueblo

La diputada Maritza Espinales, valoró que la Constitución Política de 1987, fue el principal legado del Comandante Carlos Núñez para Nicaragua.

Esa Constitución "recoge el sentir del pueblo porque es la Constitución después de la Revolución, la Revolución que vino a construir, restituirnos los derechos, esta Constitución expresa que los ciudadanos y ciudadanas nicaragüenses tienen derecho a la participación democrática, a ser tomados en cuenta, declara la salud y la educación como un derecho fundamental", señala Espinales.

Para esta diputada, el Comandante Carlos Núñez fue promotor de la participación social, fue el constructor de los cabildos populares y promovió las consultas en los territorios.

Gracias a él, la Constitución recoge el espíritu de los principios del General Sandino, de Rubén Darío y de las máximas glorias de Nicaragua.

"Los jóvenes, niñas, niños, el pueblo debe conocer esta gesta heroica de un joven que nace del pueblo y que vive para el pueblo", indica la diputada Espinales.

Asamblea conserva documentos históricos del Comandante Carlos Núñez Téllez

Muchas son las obras que se conservan en el Archivo Central de la Asamblea Nacional, que pertenecieron o que fueron parte del trabajo del Comandante Carlos Núñez Téllez.

Carmen Torres, responsable de la división de archivo central, comenta que ella conoció al Comandante Carlos Núñez.

“Él era un hombre accesible, podías hablar con él. Recuerdo que nos celebraban el Día de la Mujer y él bajaba al comedor a repartir la comida con los hombres; nos celebraba el Día de la Madre y lo mismo, siempre había una gran disposición de él y mucha atención para nosotros las compañeras trabajadoras", recordó.

"Los 80 fueron unos años difíciles, sin embargo trabajando con el Comandante Carlos Núñez se trató de que fueran un poco mejores, trataba bien a los trabajadores, se le miraba como un compañero que era parte de ese proceso y se entregaba día a día", agregó.

Torres, quien se encarga del Archivo Central, refiere que en esa dependencia se conservan documentos históricos que tienen que ver con el quehacer del Comandante Carlos Núñez Téllez.

"Aquí se encuentran documentos de cuando él asumió por primera vez como Presidente del Consejo de Estado, posteriormente cuando fue Presidente de la Asamblea Nacional y una serie de documentos cuando él formó parte de la comisión constitucional", indicó.

Entre los documentos que resguardan cuidadosamente en el Archivo Central, se encuentran el acta de la sesión solemne de instalación de la Asamblea Nacional del día 9 de enero de 1985, cuando el Comandante Carlos Núñez es electo presidente del Poder Legislativo.

En el archivo también se encuentra el acta de la sesión solemne de la toma de posesión de Presidente y Vicepresidente de la República del día 10 de enero de 1985, cuando el Comandante Carlos Núñez tomó la Promesa de Ley al Comandante Daniel Ortega Saavedra.