Las tormentas más fuertes, oleaje más alto, sequías más largas y menos peso de nacimiento- son parte de las consecuencias del calentamiento global.

Según un nuevo estudio, las próximas madres en África quienes se exponen a altas temperaturas y menos precipitaciones tienden a dar a luz a niños con menos peso.

Los investigadores de la Universidad de Utah analizaron el peso de nacimiento de 70.000 infantes nacidos en 19 países africanos entre 1986 y 2010. Ellos conectaron el peso de nacimiento con la información del tiempo, desde el momento estimado de concepción hasta el nacimiento.

La evidencia mostró que la mayor cantidad de días con una temperatura sobre los 40 grados centígrados, hizo mucho más propenso que el bebé fuera a nacer con menos peso- definido por la Organización de Salud Mundial como menos de 88,2 onzas. Adicional a esto, el análisis mostró que el aumento en las precipitaciones resultó en pesos de nacimiento más altos.

Modelos previos del clima sugieren que la mayor parte de África será más caliente, y tendrá una temperatura más seca, si el cambio climático continúa sin trabas.

"Nuestros descubrimientos demuestran que en las etapas primerizas de desarrollo intrauterino, el cambio climático tiene el potencial de impactar significativamente los resultados del nacimiento", la jefa del estudio Kathryn Grace, una profesora de geografía en Utah, dijo en un comunicado de prensa. "Mientras la severidad del impacto depende de en dónde la mujer embarazada vive, en este caso el mundo en desarrollo, podemos observar el potencial de consecuencias similares en todas partes".

Grace comenta que los esfuerzos para proveer recursos a las mujeres embarazadas en las naciones en desarrollo de Áfricas será realizado para nada, si no se toma acción directa para disminuir el cambio climático y para proteger a la población más vulneraba del mundo de sus efectos.

"Al final del día, los servicios en los que invertimos para apoyar a estos países en desarrollo no llegarán al mismo nivel de beneficios mientras el cambio climático continúe", Grace agregó. "Servicios como la educación, los esfuerzos para el agua limpia y el soporte nutricional no serán tan efectivos. Tenemos que trabajar más rápido y diferente para combatir el estrés evidente causado por cambio climático".

Al principio de esta semana, nueva evidencia relacionó el peso bajo en el nacimiento con los niveles reducidos de confianza social- la pega que los psicólogos y sociólogos dicen que mantienen a la sociedad junta. Combinados, los dos estudios sugieren que el calentamiento global puede que cree un mundo menos confiado.