En lo que es posiblemente un ejemplo más de lo peligrosas que son las armas de fuego, aún utilizándolas con buenas intenciones, un hombre intentó frustrar con su pistola el asalto de una persona que viajaba en su vehículo, con tan mala suerte que terminó hiriendo al victimario en la cabeza mientras los ladrones huyeron del lugar.

El hecho ocurrió en Houston, Texas, al filo de la medianoche de este sábado luego de que un hombre armado divisara cómo dos asaltantes forcejeaban con el dueño de una camioneta Chevrolet, intentando robarle.

El autoproclamado “héroe” decidió actuar en defensa de la víctima del crimen, y no tuvo mejor idea que sacar su arma y realizar disparos directos con intención de herir a los criminales.

Lejos de esto, terminó hiriendo en la cabeza al conductor de la camioneta, lo que provocó que los asaltantes huyeran de la escena con el vehículo robado, mientras el pistolero aparentemente asustado por lo sucedido, decidió lo mismo (no sin antes recoger los casquillos de bala del pavimento).

El asaltado con la herida en la cabeza fue llevado a un hospital y se encuentra fuera de peligro.

La policía recuperó la camioneta robada posteriormente, pero aún no tiene sospechosos de esta extraña tragedia.