Rostros llenos de felicidad es lo que se ve en los diferentes espacios de recreación que ha construido a lo largo de la Avenida de Bolívar a Chávez, el Gobierno Sandinista que dirige el Presidente Daniel Ortega Saavedra y la Compañera Rosario Murillo.

Nunca antes se había visto tantas sonrisas juntas en la Nueva Nicaragua que se está construyendo y comer sabrosos helados o degustar las ricas rosquillas de Somoto ahora es mucho más fácil, pues a corta distancia los puede encontrar.

Este domingo 27 de septiembre, la sorbetería Hormiga de Oro, Paseo Xolotlán, la Casa del Maíz y el Puerto Salvador Allende, recibieron a miles de nicaragüenses y turistas extranjeros que están maravillados con estos lugares en que el principal requisito es estar feliz y contento.

En la Hormiga de Oro, encontramos al señor Nelson Romero, que visitaba el lugar junto a sus hijos, que le piden en todo momento comprar los deliciosos sorbetes que ahí se ofertan a las familias que disfrutan de todos sus sabores y aromas.

“Muy bueno estos espacios que están implementando, vamos a recorrer toda la Avenida Bolívar, el Puerto Salvador Allende y otras partes que el gobierno ha implementado. Estos espacios son importantes, porque la armonía familiar es principal y esto es una de las cosas que nos permite estar junto como familia”, comentó Romero.

Entre estos muchos visitantes se encontraba la amiga mexicana Jennifer Mata Lara, quien tiene dos meses de estar en Nicaragua y resaltó el calor humano que le han brindado las familias nicaragüenses.

“Me gusta el ambiente de Nicaragua y su gente es muy amable. Me gusta mucho este Paseo Xolotlán, me han contado que estas maquetas son una réplica de la antigua Managua y eso es muy bonito que ayuden a recordar. Los nicaragüenses lo que tienen es que son muy amables y cálidos, estos lugares turísticos me encantan”, dijo Mata.

Don José Antonio Rivera del barrio Tierra Prometida, manifestó que llegar al Paseo Xolotlán junto a su padre, le ha servido para tener una hermosa clase de historia de la vieja Managua, historia que considera deben conocer las nuevas generaciones.

“Yo no conocía este lugar y al venir me ha gustado, hemos conocido y en el tiempo de mi padre (cuando fue joven) todo esto estaba activo (de pie) los edificios y nos estuvo contando que era cada edificio y eso lo miramos lindo y este paseo es para evocar la historia, para conocerla”, señaló don José.

Consideró que es muy buena idea que se hayan construido todos estos espacios “y miles de nicaragüenses admiramos estas cosas, porque se recrean los niños, los adultos, todo el mundo y esto lo miramos extraordinario lo que está haciendo el comandante Daniel, que es el que dirige este país”.

En el Puerto Salvador Allende encontramos junto a su familia, a don Juan Sotelo, habitante del barrio 19 de Julio, quien señaló que estos lugares son una bendición para todas las familias, pues hay diversión para chicos y grandes.

“Estos lugares son una diversión para los extranjeros y para los nicaragüenses, hay de todo y también mucha seguridad que es importante para atraer visitantes. De este Puerto Salvador Allende nos gusta todo, es bien atractivo, hay un barco para hacer paseos y todo lo que se ha hecho está bien”, dijo don Juan.

En cada uno de estos espacios la identidad y cultura nicaragüense se resalta por los cuatro costados, ya que puede comer los productos del maíz o visitar el tiangue Monimbó donde serán recibidos por los artesanos del barrio Monimbó de Masaya.