El Ministerio Centro Apostolar Cristiano se unió este domingo a las celebraciones de las iglesias evangélicas en ocasión del 446 aniversario de la traducción de la Biblia al castellano.

Con una serie de jornadas de oraciones a lo largo del día los miembros de esta congregación, liderada por el pastor Augusto Marenco, dieron gracias porque el pueblo de Nicaragua tiene en sus manos el libro de la sabiduría que edifica, bendice y trasforma familias.

“El Día de la Biblia es más que un día, es el día en que uno recoge esa revelación de Dios que te hace comunicarte con el Hombre. La Biblia hace sabio al sencillo, la Biblia guía los pasos del que los anda torcido, la Biblia endereza el corazón de los hombres, la Biblia transforma la vida de las personas”, subrayó el religioso.

Marenco recordó que el protestantismo dio un aporte importante a la sociedad.

“La Biblia ha aportado luz a muchas naciones, ese es un legado de la iglesia evangélica, los evangélicos siempre cargamos una biblia, ahí va a verlos por todos lados llevando una biblia como símbolo de luz, porque cuando los hombres leemos la Biblia la luz de Dios nos ilumina”, expresó.

El pastor evangélico aseguró que ellos como cristianos están orando por todas las necesidades que pasa el pueblo, especialmente por aquellas que afectadas por los fenómenos naturales, como la reciente actividad en el Volcán Telica.

“Nosotros estamos orando especialmente, y vamos a seguirlo haciendo, por los hermanos de Occidente para que sean fortalecidos, especialmente en estos momentos que se dan esas situaciones difíciles”, indicó Marenco.