En declaraciones al Programa La Agenda, que se transmite por Viva Nicaragua - Canal 13, Acosta indicó que el país está en mejores condiciones para crecer económicamente porque hay más diversificación en las exportaciones, las cuales están abriéndose paso en nuevos mercados como el venezolano.

Pero lo más importante, señaló el funcionario, “es que nos estamos quedando en el modelo de exportación de materia prima, sino que hay un esfuerzo del gobierno para desarrollar una robusta agroindustria que de más valor agregado y que transforme el producto del campo en productos mejor terminados”.

Por otro lado manifestó que en el 2012 se tienen mejores condiciones que no existían en el 2007. Destacó que durante estos 5 años de gobierno del Comandante Daniel Ortega, se le ha dado nuevos impulsos a sectores como la infraestructura productiva, que nos ubican con más ventaja para competir en los mercados.

No obstante, Acosta valoró que la economía va a dar señales importantes que contribuyan a que ese pronóstico de crecimiento del 3.5% pueda ser superior.

Señaló que con el 3.5% de crecimiento se puede tener una economía activa, con un presupuesto equilibrado, finanzas públicas sanas e inversión pública importante, agregando la inversión extranjera directa.

Según explicó, al 2011 Nicaragua alcanza casi los 900 millones de dólares en inversión y probablemente en el 2012 la inversión extranjera directa superara los mil millones de dólares, ya que comienzan los proyectos más importantes para el país, entre los que resaltó Tumarín, proyectos eólicos y de telecomunicaciones.

Por tal razón, a pesar que conservadoramente el crecimiento se pronostica en 3.5%, “las condiciones favorables de Nicaragua, la seguridad, la atracción de inversión, estabilidad macroeconómica y la concertación entre trabajadores, empresarios y gobierno, muestran de que puede ser superior y eso va a impactar en más empleo” aseguró.

Entre los logros alcanzados con la administración del Presidente Daniel Ortega durante los últimos 5 años, Acosta señaló que las exportaciones se duplicaron a 2 mil 330 millones de dólares en el último año; el crecimiento económico fue de 4.5%, logro que fue resaltado por la CEPAL; se obtuvo reconocimientos de la OPS en cuanto a la reducción de las muertes maternas y de la FAO en la reducción de la desnutrición crónica.

Sin embargo expresó que aunque los desafíos que deparan a Nicaragua son grandes, en el 2012 estamos sobre bases más solidas que en 2007, por lo tanto es importante para los nicaragüenses tener confianza en que juntos, el gobierno, los trabajadores, y los empresarios, podrán duplicar esfuerzos para mejorar el crecimiento económico.

En cuanto a las perspectivas de inversión, Acosta indicó que esta se va a mantener con mayor ímpetu.

Destacó que durante estos últimos años la inversión extranjera se centró en financiar proyectos de energía y de telecomunicaciones.

Para este año en el campo energético se estará iniciando el mayor proyecto energético que es Tumarín, cuya inversión es de 9 mil millones de córdobas; además se están desarrollando al menos 5 proyectos geotérmicos y eólicos que suman casi mil millones de dólares.

Además Acosta indicó que estamos en las mejores condiciones para atraer inversión extranjera en los sectores de turismo y zonas francas.

En relación a los proyectos sociales, el viceministro indicó que los programas de gobierno tuvieron un impacto relevante en la vida de los nicaragüenses, generando bienestar y reduciendo la pobreza.

Indicó que los 100 mil socios del bono productivo, 200 mil familias que tuvieron acceso a Usura Cero, Programas de Techo digno, y más de 136 mil familias que tienen tituladas sus propiedades, mejoraron su calidad de vida lo cual es muy importante para la economía y para que la paz social se construyera en el país.

Finalmente, Acosta valoró que las reformas fiscales y a la seguridad social son necesarias pero tienen que realizarse de manera concertada entre empresarios, gobierno y trabajadores.

Estimó que tener una mejor Ley de Equidad Fiscal crea más equidad, amplia las bases de contribuyentes y contribuye a que haya menos presión tributaria, pero además es importante porque garantiza una mejor distribución de la riqueza.