Con tan solo dos semanas de haber sido inauguradas las réplicas de las Casas-Museo de Rubén Darío, del General Sandino y Blanca Aráuz en el Paseo Xolotlán, estas se ha convertido en el escenario de centenares de visitantes que recorren cada espacio conociendo más sobre la historia de Nicaragua.

La casa de Niquinohomo del General de Hombres y Mujeres libres, Augusto C. Sandino está rodeada de momentos de la historia de la familia Sandino Tiffer (Gregorio Sandino y su esposa América Tiffer), el primero, padre del líder del movimiento revolucionario que expulsó a los marines norteamericanos de nuestro país.

Sandino, convertido en Héroe Nacional, es hoy un ejemplo para las nuevas generaciones. En la réplica de la casa del General se puede ver a padres de familia transmitir a sus hijos conocimientos sobre la vida y la lucha de Sandino.

En el mismo espacio se encuentran tres réplicas más: la casa de Blanca Aráuz en San Rafael del Norte; la casa de Rosa Sarmiento, madre del príncipe de las letras castellanas, Rubén Darío; y la casa del poeta en León.

Artículos de cocina, muebles de la época y retratos son parte de los objetos que reviven momentos pasados por cada uno de estos héroes de la patria.

Los visitantes no dejan de sorprenderse de la belleza, delicadeza y esmero con el que está hecho cada detalle.

“Me parece algo maravilloso. Qué bueno que el gobierno sigue fomentando a la población sobre la historia, la cultura, particularmente la vida del general Sandino que es la que más me ha impactado”, dijo Javier Flores.

“Primero uno se puede recrear viendo las réplicas de la ciudad de Managua, la brisa del lago, el Salvador Allende y ahora este lugar que es muy cultural y documental. Felicito el esfuerzo del compañero Daniel, Rosario y la Alcaldía.

Primera vez que vengo, pero no será la última que vendré con mi niña y mi señora”, agregó.

Félix Antonio Pilarte Montenegro, comentó que este nuevo espacio le ha parecido “algo maravilloso porque muchos no lo vivimos en aquellos tiempos y ahora podemos conocer un poco más de la historia”.

“Realmente esto es algo histórico, le enseñamos a nuestros hijos las realidades que se vivieron”.

Alí Antonio Enriques López acompañado de la guía, recorrió todos los rincones de la casa del General Sandino. Esta réplica exacta de la original que se encuentra en Niquinohomo, llena de emoción a todos los visitantes.

“Esta parte es la que me da más emoción y a mis hijos también, porque es un reencuentro con nuestra identidad, sentir que estamos nosotros en la réplica de un espacio donde convivió el General Sandino, nuestro héroe nacional nos llena de orgullo y alegría”.

Alí enfatizó que las casas-museos sirven para educar a las nuevas generaciones.

“Sirve para que los niños vengan y conozcan cómo era el lugar donde vivió el General, una casa de época que tiene y se siente la identidad del general”.