Catorce familias que habitan en la comunidad San José, ubicada en el kilómetro 54 carretera a San Rafael del Sur, Managua, recibieron las llaves de su nueva vivienda, gracias al programa de viviendas dignas que ejecuta el Gobierno del presidente Daniel Ortega y la compañera Rosario Murillo, junto al Instituto Nicaragüense de la Vivienda Urbana y Rural (Invur).

La entrega de las llaves estuvo a cargo del Alcalde del municipio de San Rafael del Sur, compañero Noel Cerda y el director del Invur, compañero Guillermo Arana.

Hasta la fecha en este municipio se han entregado un poco más de 400 viviendas. En San José se han construido 80 casas a igual número de familias.

“El sentimiento del Comandante Daniel Ortega y la Compañera Rosario es esa preocupación permanente para ver de qué manera sacan de la pobreza a las familias. Hoy vemos acá esas catorce viviendas que completan 80 casas dignas para restituir ese derecho”, externó Noel Cerda.

El compañero Guillermo Arana, aseguró que con la ejecución de este proyecto, se superan las 81 mil viviendas nuevas y mejoradas que se han construido del 2007 hasta la fecha.

“Estas viviendas nuevas viene a mejorar la calidad de vida de estas familias humildes de escasos recurso económicos. Una inversión total de 14 millones de córdobas que es posible gracias al modelo de alianza, diálogo y consenso del gobierno sandinista”.

Quedarán en el recuerdo las casas cubiertas con plástico y trozos de tablas

A sus 91 años Adilia Espinoza Ruíz, no pensó que su sueño de tener una casa segura y bonita se hiciera realidad. Hoy queda en el recuerdo la casa hecha con trozos de tablas y plástico en la que vivió gran parte de su vida.

“Le doy gracias al Presidente de la República de Nicaragua porque estábamos casi desnudos y mire hoy, mi casa tan bonita. Nosotros no podíamos hacer esto porque somos pobres, por eso yo le agradezco a los dos, a Daniel y a Rosario”.

Su hija Juana María Espinoza, muy emocionada al ver la felicidad de la mujer que le dio la vida, agradeció el apoyo del gobierno.

“Yo le agradezco a Rosario Murillo, Daniel Ortega y a Noel porque nos hizo esta vivienda, nos ha ayudado a todos acá. Mi casa se estaba cayendo”.

Por su parte, Alejandro Gutiérrez García, otro de los protagonistas, manifestó que “Casi he llorado al ver mi casa. Gracias a Daniel Ortega y a su señora Rosario".

No hallaremos otro presidente como él. Le mando muchos saludos a los dos y les digo que me siento gozoso y tranquilo”, reiteró Alejandro.