Brigadas del Ministerio de Salud (Minsa) realizaron en horas de la mañana de este sábado una intensa jornada de fumigación en el barrio Nueva Libia.

Unas 800 viviendas de este populoso barrio abrieron sus puertas para que los brigadistas fumigaran las salas, cocinas, cuartos y el patio.

El objetivo de estas visitas que se hace cada fin de semana es erradicar el zancudo adulto, causante de enfermedades como el dengue y el chikungunya.

Freddy Ayerdi, jefe zonal del Minsa, aseguró que “Estas acciones son parte del plan de fortalecimiento para combatir las dos enfermedades que están atacando a la población a como son el dengue y el chikungunya”.

Ayerdí también manifestó que es necesario que todas las familias permitan a los brigadistas la entrada en sus hogares.

“Le decimos a la población que apoye este jornada facilitando la introducción a su casa, ya que solo así van hacer efectivo los muchachos su trabajo”.

Tenemos que poner de nuestra parte para que todos estemos bien

“Le digo a las familias que dejen entrar a los brigadistas del Minsa porque de nada sirve que unos dejen que fumiguen y otros no, ya que se mantienen los criaderos de zancudos. Tenemos que poner de nuestra parte para que todos estemos bien”, indicó Margarita Sosa, quien además resaltó que con la fumigación cada semana han disminuido casos de niños y adultos diagnosticados con dengue y chikungunya.

“Esto que hacen los del Minsa está muy bueno porque así prevenimos enfermedades y no se enferman los niños y los ancianos que son los más vulnerables”.

Asimismo, el señor Bismark Bermúdez, agradeció al gobierno sandinista por disponer de todas las fuerzas humanas y materiales posibles para asegurar la vida de los nicaragüenses.

“El gobierno está haciendo cosas buenas para evitar enfermedades. Acá nosotros tenemos cerca un cauce y nos preocupa enfermarnos.

“Yo recomiendo a todas las familias nicaragüenses que saquen sus basuras, que limpien sus patios porque tristemente no todos hacemos eso, algunos no limpian y nos perjudican”.

Por su parte, José Matute, reiteró que “Estamos agradecidos con la labor del gobierno. Esto de la fumigación es una necesidad, el problema del zancudo es algo serio, pero acá estas jornadas han sido efectivas porque ya casi no hay zancudos porque evitamos los estancamientos de agua y de basura”.