La portavoz de la Generalitat (Gobierno catalán), Alicia Borràs, dijo este sábado que "nos encontramos ante una cita histórica y por eso nuestro nivel de exigencia será muy alto", en referencia a las elecciones de mañana domingo, convertidas en plebiscito para decidir la relación de Cataluña con España.

"Los ojos (del mundo) están puestos en Cataluña", agregó la consejera de Gobernción en el centro de prensa internacional montado para seguir los comicios.

Borràs saludó en catalán y en inglés a los periodistas presentes en el centro de prensa, ubicado en el Parlamento de Cataluña, y agradeció especialmente la presencia en la capital catalana de los corresponsales extranjeros, a quienes calificó de "testimonios de excepción" de estas elecciones.

Un total de 77 medios internacionales y 580 periodistas están acreditados para seguir las elecciones.

Durante la rueda de prensa para explicar el dispositivo de cobertura de las elecciones, la dirigente lamentó que haya catalanes en el extranjero que no puedan ejercer su derecho a voto con normalidad por no haber recibido a tiempo las papeletas.

Destacó que la Generalitat solicitó que se extendiese el período de tiempo y que el Gobierno central denegó esa posibilidad.

Borràs recordó que en las elecciones europeas del pasado mes de mayo sí que se prolongó ese período de tiempo.

Y agregó que "están llamadas a las urnas más de cinco millones de personas", unos 21.771 de estos votantes son residentes en el extranjero.

Precisó que catalanes residentes en EEUU, Chile, o Shanghái, en China, no podrán acudir a las urnas como hubieran deseado.

Borràs indicó que el aumento de las peticiones de voto por correo, muestra el aumento del interés e estas elecciones, en las que se espera una mayor participación.

La portavoz informó que habrá una aplicación para poder seguir las elecciones a través de un 'smartphone': se llama Eleccions 27S y está disponible para Android y AppStore.