El Gobierno de Nicaragua, a través del Sistema Nacional de Producción Consumo y Comercio, sostuvo una reunión con las entidades del sistema financiero nacional e internacional para buscar apoyo financiero de cara a la implementación del Programa Nacional de Riego, el cual permitirá al país sortear en gran medida la variabilidad climática en cuanto a las precipitaciones.

El titular del Ministerio de Agricultura (MAG) Edward Centeno, expuso que ante la variabilidad climática que tiene un efecto negativo sobre el régimen de lluvias, el Gobierno está enfocando sus esfuerzos en definir un Programa Nacional de Riego y en la búsqueda de financiamiento para el mismo.

Centeno dijo que los protagonistas del programa nacional de riego serán los pequeños y medianos productores, sobre quienes descansa más del 80% de la producción nacional de granos básicos y hortalizas.

"El enfoque fundamental, la prioridad del gobierno es llegar con los sistemas de riego a la pequeña producción y la mediana producción, de manera que ese sector, que es grandísimo, no quede descubierto de la posibilidad de continuar aportando alimentos desde la producción de la economía familiar", indicó.

El ministro dijo que la lógica de la reunión es que el sector financiero conozca la información para que defina y presente una propuesta que permita disponer recursos para llegar a la pequeña producción, fortalecer la economía familiar, aumentar la producción y la productividad para garantizar la seguridad alimentaria.

Centeno indicó que ya se cuenta con suficiente información para que se pueda desarrollar un programa de financiamiento para el sistema de riego que cuente con el apoyo de la banca nacional y de los organismos internacionales, enfocado en los pequeños y medianos productores en los municipios afectados por la escasez de lluvia.

En el encuentro entre gobierno y entidades financieras estuvo presente el doctor José Milán, quien realizó una presentación sobre las características climáticas del país, la disponibilidad del recurso agua, su distribución y cuál es el potencial de utilización de ese recurso con fines de riego.

"Hay información suficiente sobre la disponibilidad de agua en cada cuenca, los usos del suelo y otra información que hace posible tener una estrategia en relación al riego", afirmó el especialista.

El Presidente del Banco Central, Ovidio Reyes, manifestó que la reunión con las entidades financieras tiene como objetivo analizar con ellos cuáles son los fondos disponibles que están en cartera de riesgo.

Reyes destacó la participación de representantes del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) y Banco Mundial (BM) que también conocieron las oportunidades para que la banca privada y el sistema financiero puedan movilizar recursos para sistemas de riego.

"No queda la menor duda que el agua es un tema relevante, puesto que el cambio climático está teniendo afectaciones en los regímenes de lluvia. Esperamos que con las alternativas que se puedan presentar poder llegar a más productores y que ellos encuentren en esto una opción y una salida a la problemática de la escasez de lluvia", señaló Reyes.

Carlos Merlo, representante del BID en Nicaragua, recordó que Nicaragua posee la fuente acuífera más grande de la región centroamericana que tiene capacidad y potencial de tener un impacto muy grande en un momento como el que se vive en el mundo con el cambio climático.

"El cambio climático nos ha presentado un nuevo panorama y debemos ver cómo nos vamos adecuando a este nuevo contexto para poder responder a todo el sistema productivo que necesita de un riego que sea constante y con la abundancia que muchos de los productos, que son importantes para la región, continúen siendo ofrecidos en el mercado tanto para la seguridad alimentaria como para el desarrollo económico", indicó.

Señaló que tras el diagnóstico sobre la situación que el Gobierno presentó se logrará tener una priorización de las iniciativas que el gobierno considera que son importantes para trabajar coordinadamente entre el sector privado y el sector público.

Durante el encuentro, el compañero Bosco Castillo, miembro del Sistema de Producción, Consumo y Comercio, expuso las diferentes tecnologías sobre riego que existen y que pueden ser aplicadas en las regiones del país.

Informó que en el país existen 141 mil 981 manzanas bajo sistemas de riesgo, principalmente por gravedad (57%) y aspersión (29%).

Por su parte el gerente del Banco de la Producción, doctor Luis Rivas, resaltó que Nicaragua es el segundo país con más oferta de agua en Centroamérica, señalando que un buen plan nacional de riego traería beneficios para el gobierno, los productores y las entidades financieras.

Explicó que el programa permitiría duplicar la producción nacional, para los productores aumentaría la productividad y para el sistema financiero se liquidaría el riesgo crediticio por efectos climáticos.

Sin embargo, también mencionó que en el marco del plan se tendrían que analizar temas como el costo de la energía, la asistencia técnica para los productores y aspectos sobre permisos y trámites ante las instituciones de gobierno.

Comentó que el Banpro ha colocado financiamiento para sistemas de riego, actualmente financia 3 mil 900 manzanas, pero tiene una meta para los próximos años de llegar a las 25 mil manzanas, colocando recursos financieros por el orden de los 30 millones de dólares.