Las familias nicaragüenses podrán ver sin necesidad de aparatos especiales, a partir de las 7:11 minutos de la noche de este domingo 27 de septiembre, el último eclipse total de luna del 2015, fenómeno astronómico que es destacado por parte de los expertos de la Asociación Científica de Astrónomos y Astrofísicos Nicaragüenses (Astronic).

Este eclipse coincidirá con la llamada "Súper Luna", otro fenómeno de nuestro satélite en el que se le observa más grande y brillante al estar en su punto más cercano en su órbita alrededor de la Tierra. La última vez que una "Súper Luna" y un eclipse total o "Luna de Sangre" se combinaron, fue en 1982.

El ingeniero David Castillo Pacheco, presidente de Astronic, aseguró que el fenómeno celeste comenzará a ser visible a partir de las 07:11 minutos de la noche, por lo que recomendó a las personas fijar su mirada hacia el este y podrá ver que la luna comienza a salir con un color rojizo.

“El color rojizo se debe prácticamente a la radiación solar que se filtra en la atmósfera, lo que nosotros conocemos como el polvo, esto le da el color rojizo. Desde el punto de vista religioso o desde los nativos (indígenas) norteamericanos le llaman luna de sangre”, explicó el astrónomo.

Cabe señalar que todos los eclipses totales de luna han sido conocidos como “lunas de sangre”, ya que el adquirir ese tono rojizo es característico de este tipo de fenómenos.

Agregó que este eclipse lunar “de sangre” es el último de la llamada “tétrada”, que se refiere a la ocurrencia de cuatro eclipses totales de nuestro satélite de forma consecutiva.

Observar sin ningún temor

“Hay algo maravilloso en este evento astronómico que coincide con lo que nosotros conocemos como Súper Luna”, señaló, explicando que este fenómeno consiste en que la luna se ubica en su punto más cercano a la Tierra, a unos “50 mil kilómetros”, según precisó.

Pacheco instó a los nicaragüenses a apreciar este evento cósmico, pues considera que el mismo no tiene ningún efecto a la salud de las personas, no así en los mares, pues es sabido que cuando hay un eclipse lunar las mareas se incrementan.

“Vamos a observar una luna 14 por ciento más grande y 30 por ciento más brillante, debido a que ella se encuentra en su perigeo (el punto más cercano de su órbita a la Tierra), ese es el único efecto científico de la luna con respecto a la Tierra”, dijo.

Indicó que las mujeres embarazadas pueden perfectamente observar el fenómeno, ya que ningún eclipse produce efectos en el bebe, ni en la madre.

Insistió que los nicaragüenses deben ver este fenómeno, pues no ocurrirá otro hasta el 21 de enero del 2019. “Saquemos a los niños a ver este espectáculo, esto es algo maravilloso, es algo eventual e interesante”.

El evento podrá verse entre las 07:11 hasta unos minutos después de las 9 de la noche. Pacheco aclaró que si está nublado o llueve esa noche, el fenómeno no podrá verse. La última tétrada ocurrió entre el 2002 y 2003, le siguió la del 2014-2015 y ocurrirá otra entre el 2032-2033.