Como un hecho sin precedentes, calificaron diversas personalidades, la primera consulta pública del Estudio del Impacto Ambiental y Social (EIAS) del Gran Canal Interoceánico de Nicaragua, en la que participaron diferentes sectores sociales, entre empresarios, trabajadores, autoridades universitarias y diplomáticos acreditados en el país.

El Secretario General de la Asociación Nacional de Educadores de Nicaragua (ANDEN), José Antonio Zepeda, manifestó que este evento demostró la viabilidad, la confiabilidad y el hecho que Nicaragua está avanzando por el buen camino, alrededor de un proyecto que va a permitir salir de la pobreza a la que fuimos postrados por las políticas neoliberales.

“Aquí se demuestra la preocupación del Presidente Daniel Ortega Saavedra, porque obviamente antes de iniciar se van a hacer otros estudios para profundizar otros elementos que permitan mitigar y prevenir todos aquellos efectos que puedan dar esta gran obra, sin embargo ya con lo presentó ayer (jueves) estamos listos para iniciar todas estas grandes obras”, valoró Zepeda.

Agregó que todos estos esfuerzos que se realizan, se hacen bajo una directriz delineada por el Presidente Daniel, en el sentido de la gran preocupación que existe por construir una obra que sea amigable con el medio ambiente, que restaure los daños ocasionados en los últimos años y que sea sostenible para los próximos calendarios.

“Para nosotros el Gran Canal ya arrancó con estos estudios, con la preparación, inclusive ya se dijo las realidades: cuántas son las personas afectadas, cuántas comunidades van a ser afectadas, cuál será el territorio que se va a utilizar, cuál será el mecanismo para poder evacuar todo el material que se va a extraer de las excavaciones, cómo se va a mitigar, cómo se va a reforestar y el cuido de las especies y hasta se dijo que se va a permitir navegar en el canal con las medidas que se permitan y podemos decir que Nicaragua está por el camino correcto conducido por el comandante Daniel Ortega”, señaló Zepeda.

El balance general del estudio, señala que 6 mil 800 hogares serán afectados, lo cual equivale a unas 27 mil personas, las que serían indemnizadas de manera justa y su condición de vida será mucho mejor.

El periodista Roberto Larios, calificó la jornada de la primera consulta del EIAS, como una noticia muy refrescante y que viene a alimentar las esperanzas que tienen los nicaragüenses alrededor de este gran proyecto.

Un proyecto que ayudará al medio ambiente

“Por un lado quiero destacar la importancia que esto tiene para que la población esté clara que este es un proyecto que no tiene marcha atrás, es un proyecto que va para adelante y que se está haciendo con mucha responsabilidad, esa es una conclusión importante”, valoró el comunicador.

Hizo ver que el estudio presentado ha demostrado que las familias a ser afectadas directamente por el proyecto serán mínimas, además que los diversos proyectos anunciados para reducir los impactos al medio ambiente, hacen determinar que la obra será una realidad.

“Ya con los primeros estudios nos vamos dando cuenta de algo que ya se sabía y es que el Canal va a pasar mayoritariamente por zonas que han sido sometidas a procesos de despales y de contaminación, es decir no son reservas de bosques vírgenes las que estamos tratando, sino tierras que han sido degradas y afectadas, entonces estos proyectos que vienen paralelo a la construcción de la obra, van incluso a mejorar la situación socio-ambiental y la situación social, ya que el canal va a generar una serie de proyectos de desarrollo económico”, concluyó Larios.

“Son noticias muy alentadoras y el pueblo debe estar seguro que se está haciendo con mucha responsabilidad y que esta es una obra que va para adelante y no tiene retroceso”.