Luego que se presentara la primera consulta pública del Estudio del Impacto Ambiental y Social (EIAS) del Gran Canal Interoceánico de Nicaragua, el alcalde de Rivas, Wilfredo López, valoró de positivos los resultados de este estudio, generando mayor confianza en la población.

Los resultados sobre los temas medio ambientales han sido muy positivos, ya que ayudan a aclarar muchas dudas, valoró.

“Con estos resultados nos da un mayor fundamento, de que este proyecto va a llevar la mejoría a todos los nicaragüenses y de eso deben estar claros los especuladores que pretenden sembrar el miedo en las familias”, señaló López.

Agregó que todo se ha ido desarrollando con mucha responsabilidad, tomando en cuenta muchos factores, como la parte profesional y técnica, desde que se buscó una empresa responsable para este mega proyecto.

“Aquí se está cumpliendo una vez más con la orientación del presidente Daniel (Ortega) que inicialmente cuando se dio la idea de este proyecto del Gran Canal, señaló que lo más importante era garantizar la Mitigación del Impacto Ambiental que podía suceder con este proyecto “.

Afirmó que en las comunidades indígenas solamente serán 25 familias afectadas. “Se ve reflejada la parte social que es prácticamente hacer estudios para que se afecte en menor parte a las familias”, agregó.

Apuntó que en la comunidad indígena de La Cruz, en Rivas, será nulo el impacto de la comunidad indígena. En Brito donde se esta previendo que se afecten los humedales, se está buscando con este estudio afectar lo menor posible este aspecto; igualmente se está buscando que no se afecte a los pueblos y comunidades.

“Es la parte social y humana del gobierno buscar las medidas que ayuden a tener las menores afectaciones, y en este sentido también con nuestro Lago (Cocibolca) se están tomando las medidas que (lo) van a preservar”.

“Estos impactos de Mitigación se hacen con recursos que va a proveer el proyecto con el fin de mejorar la vida de las familias, con un desarrollo humano y con equidad”, finalizó.