El presidente boliviano, Evo Morales, convocó hoy al gobierno chileno a dialogar sobre la reclamación de su país de una salida soberana al océano Pacífico, tras el fallo de la Corte Internacional de Justicia de La Haya (CIJ).

Poco más de una hora después de que la CIJ concluyera que tiene potestad en el litigio entre La Paz y Santiago, Morales insistió en que Bolivia es un país de paz y llamó a Chile a negociar.

"Somos un país de paz. Somos un Estado de diálogo y convoco al gobierno de Chile a acompañar este proceso mediante el diálogo. La CIJ ya dio un camino a seguir, porque estábamos convencidos de su competencia", comentó en conferencia de prensa desde el Palacio Quemado, sede del Ejecutivo.

"Quiero saludar a las organizaciones sociales de Chile, a los intelectuales, profesionales, artistas, quienes expresaron su apoyo y aún llegan cartas, notas, mensajes del pueblo chileno, porque esta injusticia no fue provocada por el pueblo chileno, sino por intereses transnacionales", comentó el mandatario en referencia a la invasión de 1879.

Morales recordó que los pueblos trabajan por la integración y representan a la Patria Grande, en tanto insistió en que la lucha de los bolivianos continuará hasta volver al mar con soberanía, no solo como gobierno sino como pueblos.

Para el presidente el fallo no solo da esperanzas para Bolivia sino resaltó la importancia del diálogo para resolver temas pendientes y exhortó a la parte chilena a ir a las conversaciones, en lugar de acudir a organismos internacionales.

El jefe de Estado enfatizó en que, a nombre del pueblo boliviano, recibió con humildad y serenidad el dictamen de la CIJ, porque está convencido de que se va a hacer justicia con Bolivia.

"Quiero saludar al pueblo boliviano por su lucha permanente para volver al Pacífico con soberanía. Quiero saludar el aporte de los expresidentes que siempre plantearon resolver esta injusticia con Bolivia. Bolivia nunca claudicará hasta volver al Pacífico", insistió, en tanto respaldó el respaldo de los movimientos sociales.

Ha sido un día histórico y marca un paso importante en esta demanda para volver al mar y debo agradecer a los organismos internacionales, a los expresidentes de América Latina, de Estados Unidos. Saludamos el apoyo de todos, en especial del papa Francisco que expresó su solidaridad con Bolivia, finalizó.

Bolivia nació como república en 1825 con costas al Pacífico, pero una invasión chilena, en febrero de 1879, le arrebató 400 kilómetros de litoral y 120 mil kilómetros cuadrados de territorios ricos en minerales.