Mientras cada miércoles, demagogos, políticos fracasados arman diminutas protestas frente a las instalaciones centrales del Consejo Supremo Electoral para justificar su desaprobación hacía ellos por parte de los votantes en las últimas elecciones, el Gobierno Sandinista desarrolla desde hace años en todo Nicaragua, en cada rincón, los Miércoles de Plan Techo.

Un total de 500 planes techos entrega el Gobierno cada miércoles, a través de la Alcaldía de Managua, a igual número de familias en los barrios de la capital.

Este miércoles 22 de septiembre se realiza la entrega a 500 nuevas familias; completando así 18 mil familias protagonistas en lo que va del año 2015, tan sólo en Managua municipio.

La meta a nivel nacional es respaldar a 750 mil familias en todo el país en el período de 2012 al 2015. Tan sólo en el año 2015 se tiene proyectado entregar 121 mil 550 planes techos en todo Nicaragua. Esos números no son ni por cerca la cantidad de personas que se han reunido en todas las parlanchinas alharacas políticas de la Derecha fracasada que no logra entender que el pueblo no quiere saber más de ellos.

¿Y si tomamos en cuenta los cientos de familias que se han convertido en protagonistas desde que empezó el programa? ¿Y si le preguntamos al Cardenal Miguel Obando, que anduvo en miles de entrega, cuánta gente vio con la cara de alegría cuando les tocaba?

Como reportero de Radio Sandino pude cubrir recientemente una entrega en el distrito VI, ahí, una de las protagonistas, la señora Liliam Zambrana, habitante del Barrio La Primavera, dijo que “lo recibimos felices, contentos, con amor porque ya no nos vamos a mojar y gracias a nuestro Presidente y al gobierno que es el que está acordándose de nosotros los pobres, porque es el único que se ha acordado” y agregó que “mientras estaban los otros presidentes nunca se acordaron que existíamos” y los beneficios eran sólo para ellos.

En el hogar de doña Liliam habitan siete personas, cuatro adultos y tres niños.

La Cra. Deyanira Vega, miembro del Consejo del Distrito VI de la comuna capitalina, afirma que para seleccionar a las familias respaldadas “no hay color político, aquí no hay ni religión, ni nada; aquí lo que nuestro Comandante Daniel Ortega y nuestra Compañera Rosario Murillo nos orienta es que a todas las familias que tengan necesidad van a ser beneficiadas con un Plan Techo digno”.

Pero no sólo Plan Techo entrega cada miércoles este gobierno, y no sólo los miércoles se ve el trabajo de este gobierno cristiano, socialista y solidario. Pero no haremos aquí la lista de las decena de programas sociales que todo Nicaragua conoce muy bien. La intención es sólo hacer una invitación a reflexionar en lo que nos proponen los políticos de la reducida Derecha de nuestro país y lo que construimos juntos [email protected] [email protected] nicaragüenses junto al Gobierno Sandinista.

Pero, si usted es de los que cree que cuando el río suena es porque piedras trae y por tanto quiere saber más porque los miércoles se ve siempre a un grupo de gente (piel blanca y camionetonas esperándolos en los parqueos cercanos); pues eso es porque se les ha convertido a esos políticos el tener que inventar escenarios de crisis ficticios para poder acceder al dinero que entregan los grandes donantes de la extrema derecha internacional que no está de acuerdo de que en América Latina estén más vivos que nunca los gobiernos progresistas como el del Comandante Daniel Ortega.

Así de claro está el río y esas son las piedras que se dejan ver en el claro que queda cuando el agua corre.

Un aspecto que se activa también, con la entrega cada miércoles de Plan Techo en los barrios más empobrecidos de la capital, es el comercio. Decenas de vendedores ambulantes se dedican a ofrecer sus productos de consumo; vigorón, refrescos, gaseosas, agua helada y dulces se puede encontrar por todas partes al momento que las familias reciben diez láminas de zinc y clavos para reparar los techos de sus viviendas.

En las susodichas protestas de los miércoles ni eso se activa porque seguro ninguno de los niños bonitos que ahí van comprarán algo de la calle. ¡Ni quiera Dios!

En la entrega de Plan Techo, además se benefician trabajadores por cuenta propia que se dedican al acarreo con camionetas y carretones, los cuales consiguen ganancias por transportar las láminas de zinc a cada persona que se lo solicita. En los miércoles frente al Consejo Supremo Electoral, ni siquiera se puede pasar con un carretón porque los señores aquellos están ocupando toda la calle sólo para ellos.

Mario Zúniga
Periodista Radio Sandino