Los pobladores del Barrio Los Ángeles, ubicado en el distrito IV de Managua, participaron este martes en el tercer simulacro nacional orientado por el Presidente de Nicaragua, Comandante Daniel Ortega.

A las 10:00 en punto de la mañana de este martes, las sirenas alertaron a la población del desastre que provocó el movimiento telúrico de 7.4 en este barrio cercano al populoso mercado oriental, de acuerdo a la hipótesis manejada en el simulacro.

En la zona de desastre se podían ver casas colapsadas, gente soterrada, heridos, niños saliendo de los colegios acompañados de los docentes, un edificio de cuatro pisos incendiándose con gente pidiendo auxilio.

La Unidad Humanitaria de Rescate (UHR) del Ejército de Nicaragua se dio a la dura tarea de salvar la vida de varias personas que se encontraban dentro del edificio al momento del terremoto.

El teniente-coronel Rafael Varela, jefe de la UHR, explicó que “Hicimos hoy un rescate vertical con un supuesto de estructura colapsada extrayendo víctimas el equipo especial de búsqueda, salvamento y rescate”.

“Este es un trabajo que se viene realizando de manera progresiva para mitigar los efectos de algún desastre que se nos puede presentar en algún momento”.

Este simulacro en el distrito IV contó con la participación del Ejército de Nicaragua, Policía Nacional, Ministerio de Salud, Cuerpo de Bomberos, Defensa Civil, Cruz Roja Nicaragüense, Alcaldía de Managua, juventud sandinista y población organizada en las brigadas.

El Teniente-Coronel Mario Rivas Pérez, jefe de la sección de Defensa Civil de Managua, indicó que “Defensa civil estuvo acompañando al barrio Los Ángeles y en todo el territorio nacional. Nosotros trabajamos con la UHR, el cuerpo de ingenieros junto a las estructuras locales en los diferentes escenarios que plantearon para este simulacro con el objetivo de salvar vidas y reducir el número de víctimas”.

Con éxito se realizó este tercer simulacro en el Barrio Los Ángeles, ya que el rápido actuar de todos los involucrados permitió que la evacuación de la población fuera el primer escenario, posteriormente la apertura de vías gracias al trabajo de la Policía Nacional, la atención de los incendios, evacuación de las víctimas atrapadas en los edificios incendiados y las que quedaron atrapadas en los escombros.

Lucia Margarita Arajo del Centro Educativo Japón, dijo que unos 700 niños y niñas participaron en este simulacro de terremoto.

“Estamos haciendo una práctica porque estamos propensos a cualquier suceso. La zona de seguridad nuestra es el área donde antes era el Zacarías Guerra y con esto los niños están más claros de lo que deben hacer en caso de una situación parecida”.

Familias comprometidas con sus vidas

Ángela Villa, pobladora del sector, comentó que “Me parece bien porque el gobierno está cuidando a los ciudadanos. El pueblo está alerta porque en cualquier momento pasa un desastre y también nosotros podemos ayudar a la defensa civil a rescatar personas”.

“El simulacro estuvo muy buenísimo, estuve antes de las diez de la mañana observando y creo que cuando haya un terremoto de verdad tendremos mejores condiciones para evacuar a la gente y nosotros estaremos más preparados”, mencionó el señor Eddy José Bermúdez Lacayo.

Yamileth Grady, secretaria policía del distrito IV, resaltó que “Este es un barrio que junto a la Loma Chico Pelón presenta una falla sísmica histórica, por tanto las familias, comerciantes e instituciones estamos mejorando y superando las formas de evacuación y rescate”.

“Hemos tenido la participación de unas tres mil personas entre ellos la familia que se ha ido organizando e incorporando. La familias viene comprendiendo de la importancia e insistencia del gobierno por salvar nuestras vidas”, enfatizó.

El comisionado Darwin Rosales, jefe del distrito, tras el simulacro, mencionó que “Ante un eventual sismo hacemos trabajos de prevención para proteger a la ciudadanía, cierre de vías y prevenir saqueos. Participamos en el distrito IV 125 compañeros de la Policía Nacional”.