Comer helados, alimentos elaborados a base de maíz y disfrutar de una buena conversación es fácil de hacer en los diferentes espacios de recreación familiar que ha construido el buen gobierno en la Avenida de Bolívar a Chávez, hablamos de los tiangues, la casa del maíz y la casona del café donde cada fin de semana las familias se conglomeran para disfrutar de un ambiente seguro y acogedor.

Con mucha tranquilidad, los turistas locales disfrutan de nuestro identidad en los tiangues Monimbó y la Fe, donde artesanos de todo el país ofertan una amplia variedad de productos como textil –vestuario, gastronómicos y sin faltar el toque cultural brindado por los artistas originarios de la tierra del folklore, Masaya.

“Acá las familias nicaragüenses venimos a recrearnos, sobre todo nuestros hijos, recordemos que por mucho tiempo no contamos con la oportunidad de pasear sin necesidad de gastar tanto dinero. Como familias nos merecemos esta oportunidad que nos brinda el gobierno, ahora los fines de semana tenemos una opción donde distraernos sanamente”, afirmó Jeffrey García.

Asimismo, los amantes de un buen café, se dan cita en la casona del café, ubicada frente al Arboretum, ahí la amabilidad del personal y la calidad de las bebidas hacen que las familias visiten frecuentemente el sitio, en el cual disfrutan de la majestuosidad de la avenida mientras degustan un delicioso café caliente o helado, según las exigencias del paladar.

“La casona cuenta con un bonito ambiente familiar, seguro y agradable, la atención es buenísima y presta todas las condiciones para venir por las tardes a disfrutar seguramente de un buen café, además nuestros niños pueden estar en el local sin problema alguno, por tal razón nosotros acudimos con frecuencia” aseguró Araceli Castro.

La casa del maíz no se queda atrás, cada fin de semana muchos capitalinos frecuentan el sitio para satisfacer sus paladares con las tradicionales rosquillas, rosquetes, enchiladitas leonesas, acompañadas de un refrescante pinolillo, chicha o el popular tiste helado.

“El maíz es un producto nacional y debemos promover su consumo, acá los productos son buenos y accesibles para nuestro bolsillo, cada fin de semana venimos a pasar un rato agradable, apreciar la avenida y olvidarnos de los problemas. Acá todo el que viene se va satisfecho, yo particularmente lo he recomendado a mis amistades” dijo Miguel Castro.