Como un viaje pastoral ha sido calificada la visita del Papa Francisco a la isla de Cuba por parte del Cardenal Leopoldo Brenes, quien acompañó a la feligresía católica del barrio Larreynaga en la homilía ofrecida a la madre santísima en su advocación de La Merced.

“El pueblo cubano lo recibe como un misionero de la misericordia, el Santo Padre está interesado en que las confrontaciones se acaben, la guerra se acabe y que todos seamos instrumento de paz, reconciliación, ha dicho que todos debemos de tener la característica de ser servidores por ello hizo alusión a la frase “el que no vive para servir, no sirve para vivir”. Su paso por América Latina nos va a dejar un buen mensaje a todos” refirió Brenes.

Así mismo, el religioso se refirió a la importante labor que ha desempeñado el Papa Francisco en cuanto al restablecimiento de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos, situación que para Brenes debe ser un ejemplo para aquellas naciones en las que aún se presentan conflictos de cualquier índole como Siria, Palestina, entre otros.

“Ojalá que el ejemplo de reconciliación entre Cuba y Estados Unidos pueda reproducirse entre otros países, que los presidentes de esas naciones escuchen esa experiencia. Es un ejemplo los que han brindado el presidente Raúl Castro y Barack Obama, así mismo nosotros estamos orando para que los demás presidentes de países en conflicto se sienten y dialoguen para iniciar procesos de reconciliación” añadió.

“El Papa Francisco nos llama a que iniciemos procesos de reconciliación por eso invito a todos los latinoamericanos y hombres del mundo a mantener la armonía, el respeto y el amor entre los pueblos” añadió.

Durante la eucaristía un grupo de jóvenes recibieron el sacramento de la confirmación dando cumplimiento a los mandatos de las leyes de Dios las cuales instan a mantener una vida de santidad.