Las familias del municipio de El Sauce que se han visto afectadas por los recientes sismos ocurridos en el lugar, continúan recibiendo el acompañamiento solidario del Gobierno Sandinista.

Miembros de Juventud Sandinista se hicieron presentes este domingo a las comunidades más alejadas para distribuir 500 paquetes alimentarios y paliar de este modo la necesidad nutricional de los más afectados.

"Lo más importante es confiar en Dios y le doy gracias a Dios de que se acordaron de esta comunidad (...) a estas alturas esta ayuda es un gran bendición de Dios", manifestó don Santos Martínez, cuya situación se vio empeorada tras perder su pequeña cosecha debido a la escasez de lluvia.

"Gracias a Dios nos han traído estos alimentos porque ahorita está difícil, hasta los trabajos se paran, esto lo necesitamos también", señaló contenta Meyling Corrales, porque ahora los 4 miembros de su familia podrán solventar unos días de alimentación.

Al mismo tiempo, las familias han puesto manos a la obra para concluir los refugios temporales que junto a los jóvenes sandinistas están levantando para poder descansar bajo un techo seguro.

"Yo le agradezco a nuestro Presidente porque lo primero que hizo fue darme este refugio que tanto lo necesitaba, porque la casa se me estaba cayendo y además de eso me manda mi pan de cada día. ¿Cómo no me voy a sentir agradecida con eso?", manifestó doña María del Socorro Sevilla.

"Yo (estos últimos días) he pasado tranquila porque le doy gracias al Señor de que ya el Presidente nos apoyó en esta necesidad que estábamos, porque como estábamos durmiendo en el sereno y el día que vino el agua nos cayó encima y ahora doy gracias al Señor que ya estoy durmiendo en mi casita que estoy", expresó Elvira Rugama Roque, quien comparte el refugio construido en su propiedad con dos de sus nietas.

Fidencio Antonio López madrugó junto sus hermanos para apurar la construcción del tercer refugio situado en su parcela, destinado para ubicar a su mamá. Para López, concluir los más pronto posible es vital, porque su vivienda ya no es una opción para habitar con tranquilidad junto a su progenitora.

"Estoy buscando cómo hacerlo rápido porque ella es mi mamá y estar en esa casita ya nos mojamos y estar adentro es muy peligroso porque las paredes ya están flojas", agregó.

Por orientaciones del gobierno del Comandante Daniel y la Compañera Rosario, las autoridades locales no han escatimado esfuerzos para garantizar la seguridad y tranquilidad de los más afectados durante la incertidumbre provocada por los sismos.