El papa Francisco pidió orar por la paz y la reconciliación del pueblo colombiano, tras décadas de una guerra interna que acaba con la vida de muchos civiles tras enfrentamientos militares.

“Que la sangre vertida por miles de inocentes durante tantas décadas de conflicto armado, unida a aquella del señor Jesucristo en la Cruz, sostenga todos los esfuerzos que se están haciendo para una definitiva reconciliación”, dijo el Sumo Pontífice.

Finalizando la misa que ofició en la Plaza de la Revolución de Cuba, país donde se realizan desde el año 2012 los Diálogos de Paz entre el Gobierno colombiano y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia – Ejército del Pueblo (FARC-EP).

Con relación al conflicto armado que afecta la nación colombiana, el Papa pidió para que “esa larga noche de dolor y violencia, con la voluntad de todos los colombianos, se pueda transformar en un día sin ocaso de concordia, de justicia, fraternidad y amor, con el respeto a la institucionalidad y al derecho nacional e internacional, para que la paz sea duradera”.

“No tenemos derecho a permitirnos otro fracaso más en este camino de paz y reconciliación”,aseveró.

Esta visita histórica atrapa la atención mundial, pues se da en el marco del proceso de normalización de las relaciones diplomáticas entre la mayor de las Antillas y Estados Unidos, en el que el papa tuvo una labor de mediador significativa.