De grave violación de la Constitución y de la Carta de Transición de Burkina Faso calificó hoy el gobierno de Sudáfrica el golpe militar en ese país de África occidental contra el presidente, Michel Kafando.

"Sudáfrica condena enérgicamente cualquier intento de tomar el poder a través de medios extra-constitucionales o la resolución de los desacuerdos políticos a través del uso de la fuerza", expresó el Departamento de Relaciones Internacionales y Cooperación (Dirco).

Según subrayó el texto, Pretoria pidió la inmediata liberación de Kafando, así como del primer ministro Isaac Zida y los miembros del gabinete, quienes fueron tomados como rehenes por guardias presidenciales cuando irrumpieron en una reunión del Ejecutivo.

"Instamos a todos los involucrados, incluyendo las fuerzas de seguridad de Burkina Faso, a que se adhieran a la no violencia, y debatan las cuestiones de manera pacífica e incluyente", enfatizó el comunicado de Dirco.

La nación africana celebraría elecciones en octubre para finalizar la transición iniciada hace un año, después de las protestas que pusieron fin a casi tres décadas de mando de Blaise Compaoré, tras el asesinato del expresidente Thomas Sankara.

Sankara, considerado uno de los más insignes líderes africanos, fue ultimado el 15 de octubre de 1987.