Cataluña celebrará el próximo 27 de septiembre elecciones regionales con carácter plebiscitario que intentan reiterar las intenciones de esta comunidad autónoma de independizarse de España.

De llegar a independizarse de España, Cataluña podría salir de la Unión Europea (UE), aseguró reiteró este jueves Margaritis Schinas, portavoz del presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker.

"Si una parte de un país miembro deja de ser parte de ese Estado porque el territorio se convierte en independiente, los Tratados ya no se aplicarían a este territorio y la nueva región independiente, de facto por su independencia, se convertiría en un tercer país respecto a la Unión Europea y podría solicitar convertirse en miembro de la Unión", explicó Schinas.

La CE mantiene esa posición desde 2004, pero su actual líder no ha explicado aún si de llegar a conquistar su independencia, Cataluña saldría automáticamente del bloque.

El portavoz no aclaró si España ha solicitado un análisis jurídico sobre las consecuencias de la independencia de Cataluña.

La declaración de este jueves sigue a otras advertencias realizadas a Cataluña en el seno del bloque comunitario. El pasado 1 de septiembre la canciller alemana, Angela Merkel, manifestó al presidente catalán, Artur Mas, y a la candidatura independentista de Cataluña, que los Tratados de la UE garantizan la soberanía e integridad territorial de los Estados y considera "muy importante" que se respete la legalidad internacional.

A su vez, el primer ministro del Reino Unido, David Cameron, señaló recientemente que si Cataluña quiere "tomar otro camino", debe "ajustarse al imperio de la ley" y ha advertido de que su separación de España acarrearía la salida de la UE.

Según el jefe de Gobierno británico, una vez separada del bloque, Cataluña se tendría que "poner a la cola" de los países que quieren entrar.

Cataluña mantiene una lucha desde el siglo XIX por independizarse de España.

Las intenciones de centralizar los poderes del actual presidente español, Mariano Rajoy han acrecentado la causa independentista del pueblo catalán.

En 2014, más de 2 millones de ciudadanos salieron a las calles para expresar a través de las urnas su posición sobre el tema. En esa consulta, el 80,76 por ciento de los catalanes se mostró a favor de la independencia.