Luego de que Croacia registrara la entrada de más de 6.200 refugiados este miércoles, el primer ministro de esa nación, Zoran Milanovic, aseguró que tienen una limitada capacidad para atender la llegada y registro de tantas personas que salen de sus países de origen huyendo de conflictos armados.

"Si aumenta el número, no sé si podremos registrar a toda esa gente, no puedo garantizarlo", alertó Milanovic este jueves ante el posible arribo de otros 20.000 refugiados en las próximas semanas para seguir paso hacia a otras naciones como Alemania.

Para atender la situación en Croacia, el Gobierno planea crear un gabinete de crisis tras el cierre de la frontera sur de Hungría con Serbia. Esa medida adoptada por el Gobierno de Budapest llevó a decenas de miles de refugiados a buscar una nueva ruta por esta nación para continuar su recorrido.

De acuerdo con el Gobierno croata, solo tienen capacidad para recibir a unos 1.500 refugiados al día, y no decenas de miles.

Asimismo, el primer ministro croata se reunió con su homólogo de Austria, Werner Faymann, y acordaron continuar aplicando el reglamento de Dublín, el cual establece que el Estado miembro que debe evaluar la solicitud de asilo es aquel por donde entren los refugiados a la Unión Europea (UE).

Faymann reconoció que la región necesita una nueva normativa que atienda la crisis. Sin embargo, dijo que hasta tanto no exista seguirán acogiéndose a lo ya establecido.

"No podemos tirar por la borda una normativa antes de tener una nueva, pero tenemos que reconocer honestamente que necesitamos una nueva", aseguró.

Mientras tanto, en Alemania la policía contabilizó 9.100 refugiados que entraron a esa nación este miércoles, lo que supera los 6.000 recibidos el martes.

El último reporte del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), señala que hasta agosto de 2015 más de 380.000 migrantes y refugiados llegaron a Europa a través del Mediterráneo, en lo que califican como la peor crisis desde la II Guerra Mundial.

Para atender la crisis el pleno del Parlamento Europeo respaldó este jueves un proyecto presentado por la Comisión Europea (CE), para la reubicación de unos 120.000 refugiados entre los 28 Estados que componen la UE.

A su vez, el presidente de Siria, Bashar al-Assad, aseguró que Europa es responsable de la actual crisis que viven los refugiados provenientes de su país por apoyar y dar cobertura amplia al terrorismo.