El inspector general del Ejército de Nicaragua, Adolfo Zepeda aseguró que el Ejército de Nicaragua no tomará acciones en los enfrentamientos producidos entre colonos y miskitos por propiedades comunitarias en el Caribe norte del país.

Al respecto, explicó que la entidad militar ha mantenido presencia en la zona para garantizar la seguridad de los habitantes, pero que ha sido una medida anterior a esta disputa.

“Es una presencia que ha sido permanente a lo largo de los años, no hemos reforzado ni hemos tenido que tomar medidas especiales. Creemos que debe haber un diálogo, y una puesta de acuerdo entre ellos, y no vemos en este momento la necesidad de acción por parte nuestra”, afirmó.

“Los hermanos miskitos tienen legítimamente el derecho ancestral y por ley de la posesión de la tierra. Los otros alegan que han comprado las propiedades que tienen, es un dilema que tiene que ser discutido y dialogado entre ellos y no acudir a métodos violentos”, aseguró.

En ese orden, afirmó que el Ejército hace presencia en la zona, pero ratificó el llamado al diálogo hecho por el Comandante Daniel Ortega durante el acto de conmemoración del 36 aniversario de constitución de la Policía Nacional.

A la vez manifestó que en el lugar la Policía se ha encargado de mediar así como las comisiones que el Gobierno Sandinista ha designado a tal fin.

“Nosotros en la zona apoyamos en las distintas situaciones que se pueden dar en la seguridad en el campo, en los patrullajes de la zona para evitar otras acciones del crimen organizado, fundamentalmente desde el narcotráfico”, sostuvo.