El asesor presidencial para temas de Riesgo, doctor Guillermo González González, aseguró que tras la activación de la alerta de tsunami por la ocurrencia de un sismo de magnitud de 8.3 en la escala abierta de Richter en Chile, la población de las zonas costeras del país se movilizó hacia zonas más seguras demostrando la efectividad del mecanismo que el Gobierno Sandinista ha venido impulsando a fin de preparar a las familias nicaragüenses para actuar ante este tipo de situaciones.

“Exactamente a las 6:29 minutos de la noche se hizo sonar la sirena en todo el pacífico de Nicaragua e inmediatamente se activó el mecanismo de movilización de las comunidades costeras de cara a buscar las zonas de seguridad. Prácticamente en pocos minutos las 83 comunidades que están en riesgo a la hora que se producen estos fenómenos se dio la movilización”, declaró González.

El funcionario aseguró que a raíz de la emisión de la alerta se ha mantenido comunicación constante con todas las estructuras del Sistema para que auxilien a las comunidades en su movilización.

“Esta acción se hace en función de esa alerta de tsunami, se ha movilizado cerca de 18 mil personas en toda la zona costera, la evaluación que tenemos es que funcionaron todas las sirenas, excepto tres que se tuvieron que activar posteriormente, lo cual contribuyó a que la población tuviera la información, la alerta inmediata, pero además los compañeros en toda la red social que funciona en las comunidades se encargaron de viva voz de movilizar a las poblaciones hacia las zonas de seguridad”, apuntó González.

Señaló que todavía se tienen movilizadas a las comunidades en las zonas de seguridad, movilización que ha sido valorada de muy exitosa tomando en cuenta la situación que se está enfrentando, garantía de que a la hora de una situación de mayor envergadura la población la pondrá en práctica.

González explicó que las zonas seguras son lugares abiertos y están ubicados por encima de los 15 metros de altura.

Mencionó que en las siguientes 4 a 6 horas el fenómeno se verá en las costas de Centroamérica y en un tiempo mayor se verá en las costas de Japón y Hawáii. Explicó que en el caso de Nicaragua se prevé que lleguen olas pequeñas.

Asimismo, indicó que posterior a las 8 de la noche las familias ya podían regresar a sus casas, pero deberán estar pendientes de cualquier situación.