Tras realizar un intenso trabajo de campo, especialistas en sismología y vulcanología de El Salvador y el Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter), descartaron este martes la posibilidad que el origen de la activación del enjambre sísmico en Achuapa y El Sauce, sea bajo un dique basáltico (formación rocosa) ubicado en el Cerro La Puerta (El Sauce).

Luego de escalar durante más de dos horas el Cerro La Puerta, y explorar este dique, que se extiende por más de 500 metros de longitud, los especialistas determinaron que no se ha registrado ninguna activación local en este punto, por cuanto no hay presencia de grietas o rupturas frescas en la superficie de las rocas.

El vulcanólogo salvadoreño, Walter Hernández, explicó que generalmente los diques se emplazan a través de fallas locales, sin embargo este dique no presenta ninguna señal que haya sido activado.

"Hemos podido constatar que el contacto de la roca más vieja, con el dique más oscuro, no se le ven cristales minerales, y no se observar fracturas nuevas. Podemos descartar que este lugar ha sido activado para la generación de sismos en la localidad", sostuvo.

Expuso que lo que está ocurriendo en Achuapa y El Sauce, es que la energía acumulada bajo tierra se está desplazando a través de fallas cortas en distintas direcciones.

"Estas fallas se están acoplando, casi como cuando se tiene un juego de dominó, que si se mueve una, se mueven otras a la par", puntualizó el experto, quien no dejó de mostrar su preocupación por las familias que viven cerca del Cerro La Horqueta, en las comunidades La Sabana, La Chocoya, Las Cañas y La Puerta, donde se registran varias viviendas -de adobe y tejado- afectadas, producto de los constantes movimientos telúricos.

Explicó que estas fallas locales, son de poca profundidad, pero de área de afectación limitada a algunos kilómetros; además que los terrenos son viejos, y muy vulnerables, "por lo que hay piedras que se están desprendiendo con la sismicidad en el cerro".

El especialista, recordó que Nicaragua y Centroamérica están en una zona afectadas por fallas regionales muy grandes. Y hay cierta conexión, porque esta zona vieja (de Achuapa y El Sauce) ha sido muy fallada.

"Las fallas llegan a acumular tensiones y tratan de disipar la energía, y la hacen a través de estos enjambres. Las profundidades son someras, y por eso la población los siente (los sismos). Pero no son lo suficiente, como para generar en superficie lectura de lo que pasa abajo", manifestó.

Acompañados de técnicos del Ineter, los especialistas salvadoreños también recorrieron parte de la comunidad Las Pilas (El Sauce), donde también descartaron que la presencia de algunas grietas en el suelo puedan estar vinculadas al enjambre sísmico.

"Hay algunas grietas que no son representativas del sismo, sino que son respuesta del terreno a la sacudida del suelo", dijo el experto.

La pobladora Celia Ruiz, de la comunidad La Puerta, explicó que generalmente, siempre que se registra un sismo fuerte en esta zona, le antecede un extraño retumbo o bujido.

"Primero se escucha un bujido, y luego se queda como temblando. El bujido empieza abajo, y pasa arriba (del cerro). Cuando termina el retumbo, entonces se oye cuando las piedras vienen rondando de arriba del cerro. Nos da miedo porque, nunca habíamos sentido un temblor sino hasta ahora", dijo esta pobladora, quien también agradeció el apoyo brindado por el Gobierno del Presidente Daniel Ortega y la compañera Rosario Murillo, ante esta situación crítica.

La sísmóloga salvadoreña, Griselda Marroquín, explicó que este sonido (bujido) que antecede al sismo, es un fenómeno natural.

"Esta energía (del sismo) la aprecian en forma de sonido, por tanto ademas de causar ondas sísmicas, esta energía se convierte en ondas de sonido. y el sonido viaja más rápido que la corteza. Por esta razón la gente escucha primero un bujido", puntualizó.

Indicó que este fenómeno se está generando a profundidades muy superficiales, es energía que se está liberando y esta energía se transporta a través de las capas de la tierra.

La compañera Angélica Muñoz, Directora de Geofísica y Geología del Ineter, informó que lo que el Gobierno Sandinista y los especialistas internacionales están haciendo actualmente es una evaluación de la sismicidad registrada tanto en El Sauce como en Achuapa.

"Estamos tratando de identificar el origen de la sismicidad. En el recorrido que hemos realizado (en el Cerro La Puerta), se ha identificado que esta es una zona bastante afectada, con casas afectadas y derrumbes", indicó.

Refirió que poco a poco se vienen identificando estructuras, para correlacionar e intercambiar experiencias e impresiones acerca de lo que está sucediendo, y poder brindar una información más exacta.

"Estamos en la zona geológica de roca más vieja que el vulcanismo que tenemos en la cadena volcánica del Pacífico. Estas rocas (del dique del Cerro La Puerta) las datamos del periodo terciario, bastante antiguas. Aproximadamente hace 30 o 40 millones de años, se formó todo este complejo de rocas", expuso.

Preliminarmente la especialista del Ineter, informó que los hallazgos más importantes que han realizado son las fisuras y hundimientos identificados en el Cerro La Horqueta (ubicado contiguo al Cerro La Puerta), donde podría estarse generando esta sismicidad.