La compañía japonesa Nintendo ya tiene un nuevo presidente: Tatsumi Kimishima. Sucede a Satoru Iwata, que falleció por un tumor el pasado julio. Así lo ha decidido la junta directiva celebrada en el gigante de los videojuegos y será el quinto presidente en la historia de la compañía.

El nuevo presidente trabajó en el Banco Sanwa en Osaka, y está vinculado a Nintendo desde el año 2000, cuando fue contratado como director de la Pokémon Company. Luego hubo de dirigir las filiales estadounidense y central en asuntos económicos de manera esporádica.

El objeto es «reforzar la estructura de administración de la compañía luego del fallecimiento de su anterior presidente». Se busca, además, «una revisión a gran escala de la organización y estructura» de la compañía. Así, Kimishima será presidente y director, mientras Genyo Takeda mandará los departamentos de tecnología a la vez que Shigeru Miyamoto controla los equipos creativos.

La administración económica pasa de Kimishima a Shigeyuki Takahashi, que velará por el buen funcionamiento de las cuentas de la empresa de Mario, el cual celebró su 30 aniversario ayer.