Funcionarios que integran la comisión interinstitucional que evalúa la situación que se ha presentado por los sismos en los municipios de Achuapa y El Sauce, le patentizaron a las familias de las diversas comunidades que están siendo afectadas por este fenómeno, que el Presidente Daniel Ortega y la compañera Rosario Murillo están tomando las medidas necesarias para garantizarles la atención que les permita mitigar los daños acontecidos en las últimas horas.

Este domingo, el equipo de gobierno coordinado por el doctor Guillermo González, co-director del SINAPRED, el especialista del Ineter, doctor Wilfried Strauch y el compañero Evertz Delgadillo secretario político de León, visitaron a las familias y también subieron hasta el cerro La Horqueta para hacer una valoración exhaustiva del enjambre sísmico.

Y mientras ambos funcionarios realizaban el trabajo técnico-científico, la ministra del Marena, Juanita Argeñal; la doctora Yara Pérez, de la Intendencia de la Propiedad; y la viceministra del MEFCCA, Justa Pérez recorrieron las comunidades de los municipios de El Sauce y Achuapa, para llevarles el mensaje de acompañamiento, solidaridad y de trabajo del Gobierno Sandinista.

Entregan alimentos a familias

En este esfuerzo, los servidores del pueblo se hicieron acompañar de miembros de la Juventud Sandinista, quienes entregaron paquetes alimentarios a más de 500 familias de las comunidades Las Pilas, Las Palmas, Río Grande, La Sabana, La Horqueta, Los Jobitos y La Chocoya, todas cercanas al cerro La Horqueta, lugar donde se encuentra el epicentro de la actividad sísmica.

En la comunidad Las Palmas, González y Strauch, conversaron con el señor Santos Ramos, líder comunitario, quien agradeció la presencia de las autoridades por responder de manera inmediata al llamado de las familias afectadas.

"Estamos durmiendo en los patios porque tenemos temor dado que las casas en su mayoría son fabricadas de adobe", dijo Ramos, quien agregó que gracias a las capacitaciones han enfrentado en calma los sismos.

Ramos explicó al especialista de Ineter que segundos antes que ocurre un sismo, primero se escucha un zumbido (un sonido) y posteriormente se da el temblor. En efecto, cuando estábamos en la comunidad La Sabana a eso de las 4 de la tarde, tuvimos la experiencia de escuchar el zumbido y posteriormente un sismo. En esta comunidad, los científicos de Ineter instalaron un nuevo sismógrafo para totalizar 3 equipos instalados entre los municipios citados.

Ineter tiene instalados sismógrafos en la Alcaldía de El Sauce, en el sector de la comunidad Las Palmas y La Sabana. En la comunidad La Horqueta, una de las más afectadas por los eventos telúricos, la señora Ángela Blandón, manifestó que han escuchado rodar por las paredes del cerro grandes piedras.

“Sentimos miedo porque estamos cerca, sentimos que se estaban derrumbando las piedras y podrían caer aquí y se escuchaba fuerte el sonido de las piedras cuando caían, estábamos asustados por el temblor y escuchábamos el ruido de las piedras”, señaló Blandón.

En tanto doña Adela Martínez, aseguró que la intensidad de los sismos el domingo ha disminuido en relación a los ocurridos el sábado, pero que tienen alrededor de un mes de estar sintiendo que la tierra en esa zona se mueve.

“Aquí el gobierno está haciendo una gran cosa, antes nos sentíamos aislados, ahora nos sentimos acompañados, sabemos que tenemos gobierno que nos está mirando, porque después de Dios, son ellos que nos miran las necesidades que tenemos y por eso me siento alegre, sé que estamos apoyados”.

Familias están empoderadas de medidas de prevención

En las visitas a las familias, se pudo constatar que éstas se encuentran nerviosas y atemorizadas, pero también hicieron saber a los servidores del pueblo que conocen las medidas y planes de prevención, en caso que la situación se torne más peligrosa con los sismos.

De igual manera, constatamos que el Comité Municipal de Prevención y Atención a Desastre se mantiene activado las 24 horas desde hace varias semanas. Previo a la visita a las comunidades, está instancia se reunió para afinar detalles a trabajar en el transcurso de los días.

“Ellos tienen como un mes de estar activados y decidimos evaluar con bastante detalle los planes de prevención y estuvimos afinando algunos elementos de comunicación, por ejemplo, de preparación en caso que se dé una eventualidad mayor y cuáles serían los mecanismos de respuesta”, dijo González.

Se definió que entre lunes y martes se realizará un trabajo de preparación de las brigadas de rescate y primeros auxilios, en total unos 50 jóvenes estarán siendo capacitados por oficiales de la Dirección General de Bomberos y la Cruz Roja Nicaragüense. Igual se evaluó las medidas a tomar en el hospital primario en El Sauce, en caso de eventos mayores.

En las viviendas ubicadas en las faldas del cerro La Horqueta, se pudo constatar las fisuras en las paredes y el derrumbe de grandes cantidades de piedras en el cerro.

“Hemos constatado que las familias a pesar que están preparadas, porque en todas las conversaciones nos han expresado que se ha venido trabajando en los temas de los planes familiares, pero sin duda por el tiempo que han tenido de exposición de estos eventos, hay nerviosismo en las familias y sí sienten muy bien el hecho que les estén acompañando y que estén viniendo los funcionarios del gobierno, de las instituciones que tienen que ver con el sistema y se ha establecido una buena comunicación entre las comunidades; y en fin, la respuesta del gobierno está funcionando”, dijo González.

Sismos podrían intensificarse

El doctor Wilfried Strauch, junto a dos especialistas de Ineter, instaló un nuevo sismógrafo en la comunidad La Sabana y explicó que la información obtenida les hace prever que los sismos continuarán en los próximos días, incluso podría extenderse por varias semanas.

Certificó que gracias a estos sismógrafos pudieron conocer que entre sábado y domingo hubo mayor intensidad de los sismos, algunos fuertes y “además hubo centenares de sismos”. Los datos reflejaron que cada 20 segundos ocurrió un sismo y muchos de estos fueron sentidos por la población.

Consultado sobre el origen de los movimientos, respondió que estos tienen su origen en una falla localizada en El Sauce, la que comenzó a moverse de manera continua y eso provoca los temblores de las últimas horas.

“Y sigue moviéndose, son pequeños movimientos, es una gran cantidad de pequeños movimientos en las fallas y en cada movimiento una parte de la falla, tal vez 10, 20 metros, 50 metros, se mueve un poquito, tal vez un milímetro, y hay todavía mucha tensión en la tierra y entonces esta falla sigue moviéndose y lo puede hacer todavía un mes más. Pueden ocurrir más sismos, inclusive hay una posibilidad que ocurran sismos más fuertes todavía”, mencionó el especialista.

Valoró de importante las conversaciones que tuvo con las familias, ya que además del dato que le están proporcionando los sismógrafos, también tienen una idea de la intensidad con que lo están sintiendo las personas.

“Podemos localizar en cierta forma el sismo, dónde se siente más fuerte, estamos más cerca del epicentro, y por otro lado, a veces hay fenómenos que no podemos registrar con el sismógrafo, pero la gente lo siente, entonces eso nos da una mejor idea del proceso que se está desarrollando”.

El trabajo de monitoreo de los especialistas del Ineter continuará en los próximos días, incluso van a instalar un nuevo sismógrafo en otra comunidad, para totalizar cuatro en esta zona del occidente.