Un sabroso “indio viejo”, una suculenta pupusa de frijoles, de chicharrón o de queso y una refrescante chicha de maíz, fueron algunas de las muchas variedades de alimentos que degustaron las familias de Tipitapa que protagonizaron este sábado la Feria del Maíz.

Este sábado, en el barrio Pedro Joaquín Chamorro, lugar donde quedan las antiguas instalaciones del mercadito, se congregaron decenas de tipitapeños para conocer y comer los alimentos elaborados del maíz.

Además del indio viejo, las pupusas y la chicha, también se vendieron yoltamales, elotes cocidos, cosa de horno, las güirilas, los sabrosos atoles, nacatamales y las tamugas masatepinas, todo para el deleite de las familias de este municipio del departamento de Managua.

Como parte de la jornada “Orgullo de Mi País… Nicaragua, Bendita, Linda y Siempre Libre” en todos los municipios del país se desarrollan ferias del maíz o del café, para que las familias retomen esos valores culturales, ancestrales y gastronómicos que nos heredaron nuestros pueblos autóctonos.

[email protected] de escuelas de oficio demuestran capacidades

Parte fundamental de estas Ferias del Maíz lo fueron los jóvenes y adultos que cursan estudios en las Escuelas de Oficio, como la señora María Balmaceda que preparó el rico “indio viejo” que era el más demandado entre los que llegaron a la feria.

Indicó que las escuelas de campo y de oficio son un vivo ejemplo de la preocupación del gobierno por las familias, pues permite dar educación técnica a [email protected] que no tuvieron opciones debido a que los gobiernos neoliberales se preocuparon poco o nada por fomentar espacios educativos.

“Nuestro gobierno se está preocupando por las mujeres y por la juventud para que salgamos adelante. Yo estoy vendiendo indio viejo a bajo precio, soy de la zona de El Timal y muy agradecida por estos espacios”, mencionó Balmaceda.

“Me parece muy bien estas ferias porque los que estudiamos en las escuelas de oficio, tenemos los espacios para demostrar lo que hemos aprendido y de paso llevamos dinero a nuestros hogares. Somos estudiantes de las escuelas de campo y estamos participando en esta Feria del Maíz”, comentó doña Oneyda Brenes, vendedora del fresco de “chicha”, quien como pequeña agricultora sembró su maíz y lo convirtió en alimento.

“Estas ferias son magníficas, y primeramente Dios, espero que todos los años las realicen, es bueno promover nuestras raíces y el mes de septiembre es especial para los nicaragüenses”, dijo Coralia Bonilla, que vendía las pupusas, un platillo tradicional de El Salvador, pero que en Nicaragua también gusta muchísimo.

Para el ciudadano Antonio Luque, estas ferias son una excelente idea para que se retome y se valore nuestra gastronomía autóctona que se basa en el maíz.

“Toda Tipitapa se está viniendo a comer aquí y nos sentimos muy agradecidos por estas ferias, esto antes no había aquí y hemos podido comer un poquito de todo. Le damos mucho gracias al Presidente Daniel Ortega por lo que está haciendo”, señaló Luque.