Tres viviendas resultaron afectadas parcialmente en tres comunidades de El Sauce, en el occidente del país producto del enjambre sísmico que desde la madrugada del viernes está ocurriendo en esta zona.

El acompañamiento de las autoridades de gobierno no se hizo esperar. Partiendo de Managua hacia los municipios de El Sauce y Achuapa, departamento de León, un comité encabezado por la Co-directora del Sinapred, Xochitl Cortez; La Ministra de Salud, Sonia Castro; La Ministra de Educación Miriam Raudez; la Alcaldesa de El Sauce, Rosa Amelia Valle y el secretario político de León, Evert Delgadillo.

“Tenemos puntualizado que hay tres viviendas afectadas. Dos con la pared caída y una que está por caerse. Nosotros le estamos dando el acompañamiento material a las familias y les recordamos que siempre el gobierno sandinista está apoyando a la comunidad, recordándoles que lo primordial es resguardar la vida”, explicó Rosa Amelia Valle, alcaldesa del municipio del Sauce.

Brigadas médicas se adentraron a las comunidades para valorar la salud de las personas, pesando a los niños y atendiendo cualquier problema de salud.

La Ministra de Salud, la compañera Sonia Castro, manifestó que a población se les ha explicado el plan familiar para que puedan resguardar la vida.

“Hemos estado orientándoles qué planes hay que tener si pasa algo. Estamos viendo los puntos de seguridad donde ellos van a estar, que cuiden a los niños, quien tome medicamento que los tenga a mano, sus fuentes de agua deben estar llenas, sus documentos y focos listos”.

La Co-directora del Sinapred, Xochitl Cortez, indicó que “Tenemos reporte de dos viviendas que han sido afectadas. Estas están construidas con adobe, construcciones que son bastantes antiguas y que por cuestiones naturales tienden a caerse”.

“Vamos a darle seguimiento hasta que toda esta situación se estabilice y las familias estén en completa tranquilidad”, afirmó Cortez.

El 22 se septiembre se realizará a nivel nacional el tercer simulacro nacional ante desastres naturales. Estos ensayos han logrado que los adultos, niños y adolescentes estén aplicando el plan de respuesta familiar ante desastres naturales.

“Como parte del modelo de presencia directa del territorio de todos los servidores públicos y el modelo de solidaridad que hay en este gobierno el comandante Daniel y la compañera Rosario nos orientaron, dada la situación del fenómeno sísmico en estas comunidades, estamos acompañando a la población, valorando cómo está la gente y hemos notado que tiene los conocimientos básicos de lo que es la protección de las vidas”, resaltó Miriam Raudez, Ministra del Ministerio de Educación.

“En el municipio de El Sauce hay una particularidad, y es que en el último mes se han venido dando en las comunidades La Palma, Las Pilas, Las Nubes, San Cayetano, Los Limones, El Chaparral, La Horqueta, La Sabana una serie de eventos sísmicos, por tal razón, con mayor intensidad hemos venido preparándolos, dando conocimientos y organizando a las brigadas de respuesta”, dijo el compañero Evert Delgadillo, secretario político de León.

Estas familias afectadas no tienen en su memoria reciente este tipo de situaciones, sin embargo, han tenido que resguardar su vida en sus patios con el temor de las réplicas.

Jessica María Zelaya Sevilla, habitante de la comunidad La Horqueta, contó cómo fueron esos segundos en los que escuchó un fuerte estruendo y vio como se caía parte de la pared de su cocina.

“Nos sentimos apoyados porque tenemos al gobierno que nos respalda. Tenemos nervio y siempre pensamos en los niños. A la hora del sismo yo agarré a la niña y mi esposo a la otra niña. Sentía que me movía la cama y pensé que estaba soñando y me asusté mucho cuando vi que se había caído la cocina”.

Rita Del Socorro Torres vive en la comunidad La Palma. Ahí su vivienda que está construida con adobe resultó con rajaduras en la pared producto del movimiento telúrico.

“Nosotros sentimos un aire y después el temblor. Nos salimos las cuatro personas que vivimos y dormimos afuera. Las paredes están partidas producto de los sismos”.

Maribel Martínez Rivera, al momento de la visita del comité de gobierno, dijo que pasó el resto de la noche en el patio de su casa, alejada de arboles y pidiendo a Dios que vuelva la calma.

“Sabemos que esto es parte de Dios, por eso tratamos de mantener la calma y pensar dónde nos vamos a ubicar”.