Samir Antonio Matamoros, más conocido como el pistolero de Metrocentro, deberá pagar 4 años de prisión y 30 días multa por los delitos de Homicidio en Grado de Frustración, Exposición de Personas al Peligro y Posesión Ilegal de Armas.

De la pena que deberá cumplir Matamoros, tres años corresponden al delito de Homicidio en Grado de Frustración, un año por Exposición de Personas al Peligro y 30 días multa por el delito de Posesión Ilegal de Armas.

La sentencia fue leída este viernes por el Juez Tercero Local Penal de Managua, Ernesto Rodríguez, quien admitiera la declaración de culpabilidad de Samir Matamoros durante la audiencia preliminar el pasado 5 de septiembre.

El judicial consideró que concurren las atenuantes de declaración espontánea, estado de arrebato previstas en la ley, consideradas al momento de imponer pena. Sin embargo el juez manifestó que la conducta de Matamoros dañó bienes jurídicos tutelados como la integridad física de las víctimas y la seguridad pública.

Según la normativa penal vigente, si concurren varias atenuantes o una sola cualificada, se puede aplicar una pena atenuada, con un límite máximo que sería el límite inferior de la pena del delito imputado, expuso el juez Rodríguez.

Al mismo tiempo, explicó que en la causa existieron dos delitos consumados, Exposición de Personas al Peligro y Posesión Ilegal de Armas y uno en grado de frustración, el homicidio.

Luego de haber admitido los hechos en la audiencia preliminar, el procesado señaló a Mónica Zalaquett de haberle contactado para “meterle leña al fuego" a los intentos de protesta de la oposición derechista.

La multa que deberá satisfacer Matamoros por la Posesión Ilegal de Armas será de 1,428.6 córdobas, tomando en cuenta el salario mínimo del sector industrial. La pena corporal impuesta a Matamoros está prevista a cumplirse provisionalmente el 2 de septiembre del 2019.