Bungling Paul Neaverson, un hombre de 61 años, debió sentirse realmente desesperado, pues intentó robar un banco para conseguir el dinero que le permitiera tomar un vuelo para asistir a una entrevista de trabajo.

El sujeto llegó hasta un banco en el Reino Unido y con un cuchillo amenazó a un cajero de que le depositara 500 libras… en su cuenta de ahorro.

El empleado del banco apretó el botón de alarma y Neaverson huyó de la escena.

El frustrado asaltante, quien no tiene antecedentes criminales, intentó en la misma semana robar otro banco, sin los resultados esperados.

Neaverson fue arrestado por la policía y puesto ante la orden del juez, donde confesó que necesitaba las 500 libras para tomar un vuelo a la ciudad de Corfú (Grecia) para una entrevista de trabajo como instructor de golf.

Pasará dos años en prisión.