Autoridades de la Embajada de Venezuela en nuestro país junto a diputados de la Bancada Sandinista, celebraron con la realización de un conversatorio el Bicentenario de la histórica Carta de Jamaica, la cual fue escrita por el gran libertador y líder revolucionario Simón Bolívar, documento con el cual contribuyó de manera decisiva a la independencia de los territorios que actualmente ocupan Bolivia, Colombia, Ecuador, Panamá, Perú y Venezuela.

Durante la actividad realizada en la Asamblea Nacional, el embajador de Venezuela en Nicaragua Javier Arrué destacó la vigencia que aún conserva dicho documento en los países miembros de la América que un día soñó Bolívar, Sandino y otros insignes hombres representantes de los pueblos de Latinoamérica.

“Los 200 años de la Carta de Jamaica no es una celebración únicamente de Venezuela sino que es un documento histórico para todos los pueblos porque hace un bicentenario prevaleció la unión de América Latina y el Caribe, la cual señaló y sintió Bolívar quien sentía en el alma desde los mapuches de Chile hasta el norte de México el dolor de esos pueblos que habían sido oprimidos por más de 300 años” expresó.

“Considero que este es un documento histórico porque tiene tal vigencia ya que es un mandato, un legado importante para que lo continuemos construyendo como la Patria Grande, en la que todos cabemos y en la que nos merecemos vivir dignamente a como lo hemos venido haciendo gracias a los procesos revolucionarios alcanzados en nuestros países” destacó.

Durante la actividad, los diputados Jacinto Suarez y Maritza Espinales, destacaron la importancia y el gran aporte que tiene consigo la Carta de Jamaica en los procesos de lucha de los pueblos del mundo, a su vez expresaron que hoy la unidad de los pueblos es una realidad tal y como un día lo soñó el Libertador Simón Bolívar.

“La integración es nuestro único camino como destino y desafío para una América unida y libre, hace 200 años el libertador de América profetizó nuestras naciones como una gran potencia y hemos asumido el reto de la fidelidad, lealtad y ser genuinos y soberanos, propósitos sembrados en nuestros pueblos. Al conmemorar la Carta de Jamaica estamos hablando de Chávez, Fidel, Sandino y nuestros pueblo, vemos concretado el pensamiento de Bolívar en organizaciones como UNASUR, ALBA, CELAC, las cuales nos comprometen a continuar construyendo la revolución latinoamericana” expresó Espinales.

“La Carta de Jamaica es una obra maravillosa en la que se describe la América de aquellos años, Bolívar la vislumbra libre y unida, una nueva nación Latinoamericana y rescatar su legado es librar lo más importante que tiene Bolívar como pensador. Bolívar fue y sigue siendo un ejemplo para los Latinoamericanos porque desde siempre el quiso una sola nación, la que poco a poco vamos alcanzando en cada uno de nuestros países” finalizó.