El Asalto al Cuartel Moncada, fue una acción militar realizada el 26 de julio de 1953  contra la dictadura de Fulgencio Batista. Fue liderada por el comandante Fidel Castro, quien tras ser juzgado por los hechos emprendió lo que sería la marcha del proceso revolucionario que daría finalmente la victoria al pueblo cubano el 1 de enero de 1959 con el derrocamiento de la dictadura.

“Conmemorar el 26 de julio es reafirmar el compromiso revolucionario, el compromiso de la unidad de Cuba y Nicaragua por la construcción de una nueva sociedad”, manifestó Freddy Franco, coordinador del Movimiento de Solidaridad con Cuba.

“Esta acto significa una expresión de agradecimiento con el pueblo cubano que nos ha apoyado incondicionalmente en distintos programas sociales que han contribuido al desarrollo de Nicaragua. El pueblo de Nicaragua expresa con este acto el agradecimiento al pueblo de Martí y reafirma también ese compromiso de trabajar juntos por la construcción socialista en nuestras respectivas naciones”, subrayó.

Cabe señalar que la Revolución Cubano inspiró en gran medida el nacimiento del Frente Sandinista de Liberación Nacional en 1961, el cual bajo los mismos principios revolucionarios emprendió la lucha armada contra la dinastía somocista.

El Embajador de Cuba en Nicaragua, Eduardo Martínez, agradeció este gesto de hermandad y de apoyo por parte del pueblo nicaragüense y reiteró que esa conciencia que despertó en el pueblo de Cuba el Asalto al Cuartel Moncada es también la conciencia con la que hoy se encaminan los procesos revolucionarios en Nicaragua, Venezuela, Bolivia y Ecuador.

“Ayer el comandante Daniel decía en su mensaje a Fidel y Raúl, que la gesta de Moncada y la propia revolución cubana fueron la piedra fundacional de la revolución latinoamericana y caribeña. Yo creo que eso da la medida, la dimensión del impacto que tuvo esa gesta, ese despertar de la conciencia”, aseguró.

“Eso lo vemos en lo que está pasando aquí en Nicaragua, en lo que pasa en Venezuela, en Bolivia, en Ecuador”, destacó.

A la conmemoración de este acontecimiento también asistieron representantes de la comunidad venezolana radicada en Nicaragua.